Tratamiento déficit de atención

Cómo identificar que su hijo padece el TDAH Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

TRATAMIENTO DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD (TDAH)

El Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad es una afectación de carácter neurobiológico que aparece en la infancia, regularmente, antes de los 12 años y que afecta directamente a la conducta del niño.

El trastorno puede afectar de manera considerable la atención y la manera en la que el niño interactúa con su entorno, haciendo que sea más complicado de monitorear su desenvolvimiento en entornos familiares, sociales y escolares.

 

Según estudios, se estima que más del 5% de la población infantil padece del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad.

 

El Trastorno de Déficit de Atención afecta directamente las siguientes formas de interacción del niño con su entorno:

 

  • Ser organizado.
  • Iniciar actividades.
  • Prestar atención y mantenerla por un tiempo prolongado de tiempo.
  • Organizar y regular su foco de atención cuando es necesario.
  • Mantenerse calmado.
  • Regular sus emociones.
  • Pensar en algo puntual mientras realiza otras tareas al mismo tiempo.

 

Generalmente el TDAH se trasmite genéticamente, por lo que los expertos han concluido que: 1 de cada 4 niños que padece el trastorno, tiene un padre o un familiar cercano con la misma afectación.

Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

Plus:

Aunque el niño padezca TDAH, éste puede enfocar sus habilidades en otras áreas, en las que puede canalizar su energía, como lo son: el arte, el deporte, el juego y demás.

 

Puntos a tener en cuenta:

 

  • El Déficit de Atención con Hiperactividad es un problema que afecta el autocontrol del cerebro.
  • El trastorno es generalmente hereditario.
  • Todos los niños que sufren TDAH tienen la capacidad de canalizar su energía en una actividad específica que les permitirá desarrollarse a diario.
TDAH y las Funciones ejecutivas

TDAH y las Funciones ejecutivas (FE)

 

El déficit en sí, se caracteriza por una gran incapacidad del niño de permanecer concentrado, atento y en autocontrol, es decir, que se ven afectadas las habilidades relacionadas con la función ejecutiva.

Qué es la Función Ejecutiva Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)

¿Por qué los niños con TDAH o Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad tienen problemas con la función ejecutiva?

 

La FE es la encargada de gestionar la atención y el autocontrol en los niños, por lo que aquellos que padecen el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad no pueden llevar a cabo de manera óptima, ya que la función ejecutiva se encarga de tres áreas relacionadas al comportamiento del niño, éstas son:

 

Memoria funcional:

Es la capacidad de retener información de utilidad. Por ejemplo, el niño al estudiar para un examen, podrá retener la información para usarla al momento de responder las preguntas de su examen.

 

Flexibilidad cognitiva:

Capacidad también conocida como pensamiento flexible. Se sintetiza en la habilidad de pensar en algo de más de una forma. Esto le permite al niño encontrar relación entre dos o más conceptos, identificar diferencias o encontrar varias soluciones a un mismo problema.

 

Control inhibitorio:

En este punto se encuentra el autocontrol y la capacidad de ignorar las distracciones. Es de esta manera que el niño regula sus emociones evitando actuar impulsivamente.

Por qué los niños con TDAH tienen problemas con la función ejecutiva

¿Qué es la Función Ejecutiva?

 

La función ejecutiva es el conjunto de tres habilidades que le permiten al niño organizar y manejar sus pensamientos, emociones y conductas, así como la manera en la que desarrolla ciertas actividades y tareas.

Cómo identificar que su hijo padece el TDAH Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

¿Cómo identificar que su hijo padece el TDAH?

 

El Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad tiene tres síntomas considerados como nucleares, es decir, que son la base del problema del niño. Estos son:

 

  • Falta de atención.
  • Hiperactividad
  • Impulsividad

 

Los síntomas pueden aparecer con niveles de intensidad variable, los cuales, dependiendo del síntoma nuclear que desarrolle con mayor gravedad, será entonces su comportamiento y manera de interacción social predominante.

 

No todos los niños con TDAH presentan los mismos síntomas y en la misma intensidad.

Síntomas nucleares del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

Síntomas nucleares del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

 

Falta de atención:

Este síntoma nuclear puede ser uno de los más complicados de identificar en edades infantiles, lo que hace que sea una de las principales razones para que un adulto consulte por TDAH.

 

Un niño con este síntoma se caracteriza por:

 

  • Dificultad para mantener la atención en un mismo punto, tarea o tema, por un tiempo prolongado.
  • No presta atención a los detalles que se le presentan en su vida cotidiana.
  • Tiene dificultades para finalizar tareas.
  • Tiene problemas para seguir ordenes, escuchar o seguir instrucciones.
  • Tiende a ser desorganizado en la realización de sus deberes y actividades.
  • Pierde con facilidad sus objetos personales.
  • Se distrae fácilmente.
  • Cambia con frecuencia los temas de conversación (no tiene la capacidad de seguir un hilo conductor).
  • Presenta dificultad para seguir las reglas de los juegos.

 

Este síntoma se suele identificar durante la etapa escolar del niño.

 

Hiperactividad:

Es considerado uno de los síntomas más fáciles de identificar en los niños. El síntoma presenta en el niño:

 

  • Movimientos inadecuados en momentos inoportunos.
  • Le cuesta permanecer en quietud cuando se le exige.
  • Habla en exceso.
  • Hace ruidos molestos, incluso en situaciones tranquilas.
  • No finaliza sus tareas y actividades.
  • Presenta dificultades para ser constante.

 

Los síntomas son similares en todos los pacientes, lo que varía significativamente es el nivel de intensidad de los mismos.

 

Impulsividad:

Según los expertos, este síntoma es uno de los menos recurrentes en los niños. Pese a ello tiene la misma importancia que los anteriormente mencionados. La impulsividad se caracteriza por:

 

  • Estados de impaciencia.
  • Problemas para esperar su turno.
  • Actuar sin pensar.
  • Interrumpe a los demás.
  • Responde de manera prepotente y dominante.
  • Tiende a tocarlo todo.
  • Suele ser conflictivo.

 

Por lo anterior se puede decir que la impulsividad es la incapacidad para pensar antes de actuar, y para controlar sus emociones, lo que le puede generar muchos problemas de seguridad y de conflicto social.

Señales para identificar el TDAH en la edad escolar

Tener en cuenta:

 

El TDAH puro, es decir cuando no hay una comorbilidad (dícese de la presencia de un trastorno asociado, como: de conducta, ansiedad o humor en una menor periodicidad), es poco frecuente en los pacientes.

 

Se estima que el 70% de los niños que presentan TDAH, desarrollan un trastorno asociado. Por lo que es de importancia prestar atención y brindar tratamiento temprano al niño, ya que la comorbilidad tiende a complicar los diagnósticos.

Señales para identificar el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad en la edad escolar

Señales para identificar el TDAH en la edad escolar

 

Señales generales:

  • Inquietud constante y dificultad para esperar.
  • Problemas para quedarse en silencio.
  • Tendencia a interrumpir, hablar precipitadamente o no escuchar.
  • Problemas de descuido.
  • Tendencia a distraerse.
  • Imposibilidad de seguir el hilo de alguna actividad o conversación.
  • Problemas para organizar o clasificar.
  • Memoria deficiente.
  • Tendencia a no terminar tareas.
  • Problemas para seguir normas
  • Problemas para evaluar las consecuencias de sus acciones.

 

Preescolar

  • No sigue las instrucciones e incluso las ignora.
  • Toma las cosas sin pedir permiso.
  • Se frustra fácilmente.
  • Necesita que se le llame la atención para que escuche o para que se quede quieto.
  • Se levanta o habla cuando debería estar en quietud o silencio.

 

Primaria

  • Se distrae con facilidad, no se concentra y divaga con facilidad.
  • Olvida y pierde fácilmente sus cosas.
  • Se le ve inquieto en todo momento.
  • Olvida sus deberes y responsabilidades.
  • No es consciente de las consecuencias de sus actos.
  • Se toma mayor tiempo en realizar sus tareas.

 

Secundaria

  • Conflicto para establecer prioridades.
  • Falta de orden en sus actividades.
  • Habla demasiado.
  • Tiene problemas para cumplir con tiempos de entrega específicos.
  • Suele no terminar con sus deberes.
  • Requiere que le repitan las instrucciones o la información.
  • Se apresura en hacer sus deberes, llevándolo a cometer errores.
criterios de diagnostico del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

La TDAH o el Trastorno por déficit de atención con hiperactividad son una causa frecuente de problemas escolares y/o laborales.

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, o TDAH, es un mal neuropsiquitátrico  que, generalmente, se diagnostica durante la infancia, pero que, en algunos casos, puede persistir hasta una edad más adulta.

 

Dicho trastorno se evidencia en la dificultad para captar la atención del afectado, así como notar su imposibilidad por mantenerse en estado de quietud motora. Lo anterior, entonces, conlleva a que aquellos que padecen de TDAH tengan dificultad para desenvolverse socialmente, del mismo modo que repercute en el bienestar emocional y cognitivo del individuo.

 

Además es un factor de riesgo para conductas antisociales y problemas legales. Estos problemas se pueden prevenir con solo diagnosticar al niño o adolescente y dar el tratamiento adecuado de déficit de atención o TDAH.

 

¿Cuáles son los criterios de diagnóstico del TDAH?

  • No presta atención suficiente a los detalles.
  • Tiene dificultades para mantener la atención en tareas.
  • Parece no escuchar cuando se le habla.
  • No sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares.
  • Tiene dificultades para organizar tareas.
  • Evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.
  • Extravía objetos necesarios para tareas o actividades.
  • Se distrae fácilmente.
  • Es descuidado en las actividades diarias.
  • Mueve en exceso manos o pies.
  • Abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado.
  • Corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo.
  • Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
  • A menudo «está en marcha» o suele actuar como si tuviera un motor.
  • Habla en exceso.
  • Precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas.
  • Tiene dificultades para guardar turno.
  • Interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros.
TDAH Tratamiento Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

Damos tratamiento al déficit de atención, de tipo psicológico y médico según el caso clínico, la opinión de los padres y del facultativo.

Menú
Servicios