Estimulación Temprana

ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Como padres uno de los principales intereses es el desarrollo y bienestar de los niños. Y una de las mejores formas de llevarlo a cabo es por medio de la implementación de una estimulación temprana.

 

La estimulación temprana fortalece el desarrollo psicomotor, afectivo, emocional, físico e intelectual del infante. Es recomendable que dicho tratamiento o actividad se realice desde el vientre materno hasta los 6 o 7 años, ya que es justo a esa edad que los niños logran el desarrollo pleno de su personalidad y del control de sus emociones.

 

En sí, la estimulación temprana es el conjunto de métodos y formas para interactuar con el bebé desde el vientre, con el objetivo de crear y consolidar vínculos afectivos y emocionales con el exterior.

Estimulación temprana

¿Qué áreas trabaja la Estimulación Temprana?

 

Como lo mencionamos anteriormente, la estimulación temprana tiene como eje fundamental el desarrollo de los vínculos afectivos del bebé con su madre, familia y entorno, luego de esto se establecen actividades que permitan el desarrollo de otras áreas, las cuales fundamentan en concordancia su desarrollo integral.

 

De este modo se trabaja lo siguiente:

 

Motricidad gruesa y fina:

Hace referencia al desarrollo motriz, la fortificación de los músculos y la coordinación de ojos y manos.

 

Lenguaje:

Desarrollo de la capacidad de comunicación del niño, ayudándole a reconocer gestos y movimientos, lo que le permite establecer un acercamiento con su entorno.

 

Cognición:

Fortalecimiento de la capacidad intelectual del niño, es decir, su total capacidad de aprendizaje y entendimiento de señales, con el fin de establecer respuestas y estímulos apropiados.

 

Desarrollo personal:

En este punto, nos enfocamos en que el bebé o niño pueda fortalecer aspectos básicos como lo es la independencia frente a distintas situaciones.

 

Aspecto social:

Como parte de su desarrollo es imprescindible que se establezca formas y maneras que le permitan evolucionar e interactuar con su entorno y con quienes le rodean.

¿Qué áreas trabaja la Estimulación Temprana?

Estimulación e Intervención Temprana

Desde la concepción nuestros hijos muestran un desarrollo y crecimiento impresionante, pasando por diferentes etapas de evolución, las cuales les permitirán ser competentes en etapas futuras. Si nuestros pequeños no superan todas y cada una de esas etapas de desarrollo es posible que en un futuro presenten dificultades motrices, de lenguaje o de aprendizaje.

 

Por lo anterior, es importante que como padres les brindemos la estimulación adecuada a cada uno de nuestros hijos.

 

¿Qué es la Estimulación e Intervención Temprana?
Es un conjunto de técnicas y programas que pretenden, mediante diferentes actividades repetitivas, continuas y sistematizadas, el logro de cada etapa de desarrollo del infante.

 

¿A quién está dirigida la Estimulación e Intervención Temprana?
La Estimulación e Intervención Temprana está dirigida a niños de 0 a 6 años, sin embargo, aún cuando el trabajo con los niños parece muy similar, hacemos la siguiente diferencia de términos basándonos en los objetivos de nuestros programas de intervención.

 

La Estimulación Temprana está dirigida a niños regulares, con el fin de que logren todas sus etapas de desarrollo en tiempo y forma adecuadas.

 

La Intervención Temprana se dirige hacia los niños que presentaron uno o varios factores de riesgo, desde su concepción hasta el nacimiento, con el fin de prevenir o minimizar posibles secuelas y aumentar sus habilidades.

 

¿Qué áreas de desarrollo se trabajan en Estimulación e Intervención Temprana?
Nuestro trabajo se centra en el desarrollo de habilidades motrices y se complementa con otras áreas que apoyan el desarrollo de su esfera social – biológico – mental. A continuación se mencionan las 5 áreas en las que basamos nuestros programas de intervención:

 

  • Motriz
  • Sensorial
  • Cognitiva
  • Lenguaje
  • Socio – afectiva
Menú
Servicios