¿En qué casos se debe realizar una Electromiografía?

En el transcurso de nuestra vida hay situaciones que nos ponen nerviosos o tensos y no sabemos qué hacer en esos momentos, pero en muchos casos la presión es tanta que afecta a nuestra salud. En este artículo analizaremos un procedimiento que permite conocer el diagnóstico de la salud.

Evaluación corporal

Entre las muchas alternativas que existen, nos enfocaremos en la electromiografía, la cual se utiliza para determinar en qué estado se encuentran tus músculos junto con las células nerviosas. La finalidad con que se te hace es para ver si existe una disfunción nerviosa, es decir, detectar si tienes un problema nervioso en los músculos. Estas células son las encargadas de transmitirle a los músculos señales eléctricas que hacen que puedas contraerlos.

Cuando se realiza un EMG, como también se le conoce a este procedimiento, se introduce un dispositivo llamado electrodo de aguja en el músculo, para conocer la actividad eléctrica presente mediante señales gráficas, sonidos y números, los cuales son interpretados por especialistas de la salud.

Razones para realizártela

Todo depende de la sintomatología que presente el paciente en cuestión, y se hace para evitar trastornos nerviosos o musculares. Los síntomas se basan los que vas a ver ahora.

1. Hormigueo

Esta sensación también es conocida médicamente como parestesia y, por lo general, se produce en cualquier sector del sistema nervioso central y periférico por alguna patología.

De estas patologías, las más frecuentes suelen ser la migraña, la diabetes, hipotiroidismo, esclerosis múltiple, epilepsia, accidentes cerebrovasculares y la enfermedad de Raynaud, que es un trastorno poco común de los vasos sanguíneos y que afecta con frecuencia a las manos y los pies.

Otra patología es el muy conocido síndrome del túnel del carpo o carpiano, que se manifiesta por el hormigueo y entumecimiento en la mano y el brazo. Con frecuencia se da si haces mucho uso del mouse del computador, entre otras patologías asociadas.

También te va a interesar: ¿Qué es una electromiografía y su precio promedio en CDMX?

2. Dolor en las extremidades

No significa que todos los dolores que tengas en las extremidades necesiten de este procedimiento, pero sí los que estén relacionados con trastornos musculares como la distrofia muscular o polimiositis, que es una clase de enfermedad que se da en el músculo de forma crónica.

3. Debilidad muscular

Esta debilidad se puede dar por alguna lesión del nervio, debida a que realizaste un mal movimiento o, también, esta debilidad podría deberse a un trastorno del sistema nervioso como lo son las enfermedades musculares. Es allí donde este examen entra a identificar el porqué de tu debilidad muscular.

4. Dolores musculares

Es normal que después de algún ejercicio sientas dolor o cansancio en los músculos, pero en estos casos es algo que se alivia a los pocos días. Si este dolor persiste o, peor aún, va acompañado de sensibilidad o calambres anormales, es ahí cuando debes realizarte de manera oportuna el examen EMG.

5. Entumecimiento

Un entumecimiento se puede presentar por diferentes situaciones cotidianas en cualquier momento. Pero cuando los entumecimientos se presentan con frecuencia o se dan por un tiempo largo, ahí es donde debes preocuparte y pensar en hacerte esta prueba.

Este entumecimiento puede aparecer en las piernas, donde con frecuencia suele darse, o también en los brazos. Esta prueba te permite verificar que los nervios raquídeos estén funcionando correctamente.

Estos son algunos de los casos donde se hace necesario que te realices esta prueba, para así descartar posibles enfermedades de los músculos. Así que, si tienes algunos de estos síntomas, no dudes en visitar a tu médico y él con gusto te guiará en el proceso que debes seguir.

¿Qué es una electromiografía y su precio promedio en CDMX?

Aunque pensemos que la neurología es la ciencia que se encarga únicamente del cerebro, hay que tener en cuenta que también analiza los nervios encargados de controlar el sistema musculas. De ahí que salga la electromiografía. Se trata de una técnica cada vez más utilizada en México y es por ello que te vamos a contar todos los detalles sobre ella y te contaremos la electromiografía y el precio que tiene en este país. ¡Infórmate de todo!

 

 

¿Qué es la electromiografía?

 

 

La electromiografía, también conocida como EMG, es una técnica que se utiliza para diagnosticar y evaluar el estado del sistema muscular y de los nervios que se encargan de controlarlo, llamadas neuronas motoras. Tal y como apunta el Doctor Eduardo Gutiérrez Rivas, neurólogo del Hospital 12 de octubre de Madrid, se trata de una técnica muy eficaz para poder «confirmar o descartar una hipótesis previa».

 

Con este procedimiento, se pueden obtener resultados muy exhaustivos y detallados en relación a las disfunciones musculares, nerviosas o problemas de transmisión de señales. Debes tener en cuenta que estas neuronas motoras son las que envían esas señales para hacer que los músculos se contraigan.

 

Para llevar a cabo la electromiografía, se utiliza una aguja que se introduce en un músculo para averiguar la actividad eléctrica que presenta. De igual modo, también se usan electrodos que se adhieren a la piel para poder medir cómo es la intensidad de las señales, su velocidad y su desplazamiento.

 

 

 

También te va a interesar: Lo que necesitas saber sobre la neurofisiología

 

 

¿Por qué se realiza la electromiografía?

 

 

Habitualmente, cuando un especialista detecta que puedes tener signos de trastorno nervioso o muscular, lo normal es que te someta a una electromiografía. Para tener claro cuáles son los síntomas más comunes en este sentido, podemos decir que es cuando se presenta hormigueo, calambres, debilidad muscular, cambio de color en las extremidades o entumecimiento, entre otras cosas.

Los resultados de esta técnica son muy necesarios, ya que ayudan a poder detectar algunas enfermedades:

 

  • Distrofia muscular o polimiositis y otros trastornos musculares. 
  • Síndrome del túnel carpiano y otros trastornos de los nervios periféricos. 
  • Miastenia graves (enfermedad que afecta la unión entre el músculo y el nervio).
  • Esclerosis lateral amiotrófica y otros trastornos de las neuronas motoras cerebrales. 
  • Hernia de disco en la columna. 

 

El Doctor José Antonio Egido Herrero, de la unidad de Ictus de Neurología del Hospital Clínico de San Carlos (Madrid) la electromiografía es una de las mejores pruebas que se pueden hacer para tener una «respuesta detallada e inmediata».

 

 

 

Cómo debemos prepararnos para una electromiografía

 

 

 

¿Cómo debemos prepararnos para una electromiografía?

 

 

Siempre que vayas a someterte a una electromiografía, es importante que tengas en cuenta algunos aspectos para que el procedimiento sea limpio y no te cause problemas.

 

Baño

Antes, debes darte un baño para acabar con los aceites que tenemos en la piel. Recuerda no utilizar cremas ni lociones.

 

Alimentación

Es importante que consultes con tu médico si debes dejar de tomar ciertos alimentos. La decisión del especialista dependerá del procedimiento que se le hace a cada persona de manera individual.

 

Medicamentos

No debes tomar ningún medicamento antes de una electromiografía, algunos pueden ocasionarte problemas.

 

Otras cosas a tener en cuenta

El especialista debe conocer si padeces alguna enfermedad, principalmente, si llevas un marcapasos o algún aparato eléctrico. También si tomas anticoagulantes o si eres hemofílico.

 

 

 

¿Cuál es el precio de una electromiografía en México?

 

 

Este procedimiento tiene un coste en México de entre 3000 y 5000 pesos, dependiendo de la clínica en la que te lo hagas. También dependerá del número de extremidades que se analizan o incluso del especialista que va a tratarte.

En definitiva, una electromiografía puede llegar a ser una técnica muy interesante para conocer cómo están nuestros músculos, nuestros nervios y la conexión existente entre ellos.

 

Menú
Servicios