¿Cuál es la importancia del estudio del sueño?

Dormir bien y el descanso óptimo hacen parte fundamental para el buen desarrollo de la rutina diaria, independientemente de la cantidad de horas de sueño necesarias para sentir descanso, pues varían de persona a persona.

Cuando el sueño se ve interrumpido de manera crónica, es necesario acudir a un centro especializado para que allí le practiquen un estudio del sueño que ayude a determinar las posibles causas de dicha interrupción. De lo contrario, no se llevará a cabo el tratamiento adecuado y los problemas derivados del mal descanso empezarán a aparecer. Entre las patologías más comunes se presentan:

 

  • Insomnio.
  • Apnea del sueño.
  • Roncopatía crónica.
  • Síndrome de piernas inquietas.
  • Narcolepsia.
  • Hipopneas.

Un estudio del sueño, o polisomnografía (PSG), es un análisis que se hace para demostrar su comportamiento durante las horas de descanso, allí se verá el comportamiento del cerebro, los niveles de oxígeno en sangre y los movimientos que usted realiza mientras duerme. De esta manera se podrá determinar una patología y se prescribirá el tratamiento necesario para atender su caso.

 

En la actualidad, el estudio del sueño se usa principalmente para diagnosticar la apnea del sueño, trastorno en el que el porcentaje de oxigeno en sangre disminuye constantemente, afectando el paso de aire durante el periodo de sueño. Esto hace que quien le padece se despierte repetidas veces, de manera inconsciente, como alerta para tomar una bocanada de aire. Sin embargo, las demás patologías, a pesar de no ser muy comunes, también deben ser tratadas a tiempo, pues puede acarrear graves consecuencias.

 

Le puede interesar: ¿Qué consecuencias produce la apnea del sueño?

 

Durante el estudio se hace uso de sensores encargados de captar información útil para que el especialista realice el diagnóstico, entre los datos recopilados se precisa:

 

  • Ondas eléctricas del cerebro.
  • Porcentaje de oxígeno en sangre.
  • Flujo de aire que llega a los pulmones.
  • Ritmo cardíaco.
  • Frecuencia respiratoria.
  • Movimiento de ojos y piernas.
  • Postura del cuerpo.
  • Ruidos que se producen durante el sueño.

 

Si este estudio es realizado a tiempo se pueden prevenir las diferentes consecuencias que conlleva el mal descanso, así que un especialista se encargará de pedir un estudio del sueño cuando el paciente presenta:

 

  • Somnolencia durante el día.
  • Ronquidos muy fuertes.
  • Interrupción constante de la respiración.
  • Jadeos durante el sueño.
  • Sueño intranquilo.

 

Pues se han dado casos en los que, quienes padecen de algún trastorno del sueño, han sufrido accidentes a raíz de los síntomas mencionados, estos pueden quedarse dormidos en cualquier momento, incluso mientras van conduciendo un vehículo, así que además de poner en riesgo su vida pone en riesgo la de los demás.

 

El estudio del sueño se realiza en centros especializados, donde se conecta al paciente con electrodos encargados de notificar la funcionalidad y el comportamiento del cuerpo, mientras tanto, la actividad es grabada y monitoreada por un especialista, quien irá registrando los resultados y alteraciones presentes. El estudio del sueño puede realizarse en horas del día o en la noche, así que se le darán las indicaciones adecuadas días antes de iniciar con el procedimiento, para que no existan factores que afecten el resultado.

 

Le puede interesar: Conozca los principales problemas del sueño

 

En Centro de Neurodesarrollo y la Conducta somos expertos en realizar este tipo de análisis, así que si usted o alguien de su familia lo requiere, no dude en contactarnos. Nosotros nos encargaremos de evaluar su comportamiento, realizar un diagnóstico adecuado y dar un tratamiento especializado a su caso.

¿Cómo identificar si padezco apnea del sueño?

El 80% de la población que sufre el trastorno de apnea del sueño aún no lo sabe, al presentarse mientras duermen es un trastorno difícil de identificar, especialmente cuando son personas que duermen solas. Sin embargo, una vez despiertos, hay síntomas que pueden llevar a considerar que sufre de apnea del sueño, por ejemplo, despertar con cansancio como si no hubiera tenido un buen sueño, sentir adormilamiento durante todo el día, sufrir de resequedad en las vías respiratorias al despertar, entre otras que mencionaremos en un rato.

 

La apnea del sueño es un trastorno común que puede afectar a quien la padece y a las personas que le rodean, pues en la mayoría de los casos se producen ruidos fuertes que perjudican el descanso de los demás. Además, de no ser tratada a tiempo, puede llegar a deteriorar la calidad de vida de quien la padece, e incluso de producirle afecciones cardíacas, cerebrovasculares o de hipertensión arterial.

 

Le puede interesar: Enfermedades que debe conocer: apnea del sueño.

 

Ahora sí, a la hora de especificar los síntomas o las consecuencias que conlleva la apnea del sueño, se puede presentar:

 

  • Ronquido fuerte e intenso.
  • Pausas respiratorias crónicas.
  • Sofocación.
  • Somnolencia diurna.
  • Dolor de cabeza al despertar.
  • Resecamiento de boca y garganta.
  • Sensación de falta de descanso.
  • Cambios frecuentes del estado de ánimo e irritabilidad.
  • Problemas de memoria y aprendizaje.
  • Baja potencia sexual.
  • Despertar constante para ir al baño.
  • Movimientos corporales bruscos.
  • Lentitud en los reflejos.
  • Problemas de concentración.
  • Depresión.

 

En caso de que usted cumpla con varios de los ítems anteriores, puede ser necesario acudir a un especialista para que le programen un estudio del sueño, y allí se establezca si sufre o no de apnea del sueño. Allí se evaluará su comportamiento durante el periodo de descanso y según la patología determinada se elegirá el tratamiento adecuado.

 

Cuando la persona afectada duerme con compañía, en la mayoría de los casos es esta otra persona quien se da cuenta de los comportamientos nocturnos del otro, ya que los ronquidos, especialmente, son los encargados de interrumpir su descanso, así nota la interrupción en la respiración o el constante movimiento corporal del otro. Mientras tanto, quien sufre de apnea del sueño, continúa con su aparente descanso, despertando en repetidas ocasiones para tomar aire de manera inconsciente.

 

Clínicamente se han determinado dos tipos de apnea del sueño, obstructiva y central, cada uno con características físicas similares, unas más complejas que otras, pero con las mismas consecuencias. En ambos casos hay una interrupción en el sueño por el bajo nivel de oxígeno que recibe el cerebro, lo que de no ser tratado a tiempo puede conllevar graves consecuencias.

 

Tras diferentes estudios, se han podido identificar 7 preguntas que podrá hacerse para identificar si sufre de apnea del sueño o no.

 

  1. ¿Ronca más de tres noches a la semana?
  2. ¿Todos los que viven en su casa pueden escuchar sus ronquidos?
  3. ¿Alguien le ha notado jadeo o ausencia de respiración durante el sueño?
  4. ¿Sufre de sobrepeso?
  5. ¿Sufre de presión arterial alta?
  6. ¿Constantemente tiene sensación de sueño durante el día?
  7. ¿Alguna vez se ha dormido al volante después de un periodo largo de descanso?

 

Le puede interesar: Todo lo que necesita saber sobre la polisomnografía.

 

Si la mayoría de las preguntas tienen un SI como respuesta, es posible que esté padeciendo de apnea del sueño, por lo tanto, le recomendamos que asista a su centro de salud o consulte a un especialista para que le realicen los estudios necesarios para identificar la causa y la patología. Si desea más información sobre este tema, contáctenos, contamos con personal experto e instalaciones calificadas para atenderle.

Menú
Servicios