¿Qué ocurre con los adultos que padecen apnea obstructiva del sueño?

¿Eres de las personas que roncan mientras duermen? ¿O son tu pareja o tus padres quienes lo hacen? Si la persona que ronca mientras duerme es adulto mayor, debes tomar precauciones. En lugar de molestarte con quien no te deja dormir con sus ronquidos, infórmate correctamente sobre la apnea del sueño.

 

Es normal que en la edad adulta ronquemos mientras dormimos. Existen estudios clínicos que demuestran que los hombres roncan tres veces más que las mujeres. Esto puede ser a consecuencia de la obesidad, tener una lengua larga que por las noches bloquee total o parcialmente la garganta o un maxilar inferior más pequeño que el maxilar superior. A este bloqueo temporal se le conoce como apnea obstructiva del sueño.

 

Una vez que la garganta se bloquea por unos pocos segundos, aproximadamente 10, el organismo de la persona responde con desesperación de tal manera que se despierta y cambia su postura a fin de facilitar su respiración. En consecuencia, puede costar trabajo volver a conciliar el sueño.

 

Pero, en el caso de las personas mayores de 65 años, debes extremar precauciones si tienen el hábito de roncar mientras duermen. Las consecuencias van más allá de la somnolencia.

 

 

 

También te va a interesar: “Estudio del sueño. Relación entre el dormir bien con la actividad cerebral”.

 

 

 

Consecuencias causadas por la apnea obstructiva del sueño

 

1. Problemas cardiacos. El adulto envejecido que noche tras noche suspende su sueño por culpa de obstrucciones respiratorias tiene altas probabilidades de sufrir un infarto. Cuando los pulmones se quedan sin oxígeno, la presión arterial incrementa para buscar desesperadamente el reabastecimiento de este gas vital. Si el proceso se repite continuamente, se ven afectadas las funciones del corazón.

 

2. Somnolencia. Un adulto mayor con apnea obstructiva del sueño puede repetir una y otra vez estos bloqueos en su respiración, por lo que en el día tiene sueño por no haber logrado un descanso continuo durante la noche. Al no tener un sueño suficientemente reparador, la persona presenta deficiencias en sus niveles de vitaminas y de oxigenación en su organismo, lo que incrementa las posibilidades de padecer anemia. Si tú tienes este problema y también padeces diabetes, tu sistema inmunitario se debilitará todavía más.

 

3. Demencia. Si tienes esta apnea y estás envejecido, con el transcurso del tiempo, al no dormir bien durante las noches, las funciones de tu cerebro se irán deteriorando, las conexiones neuronales se debilitarán y tienes altas probabilidades de padecer demencia. La demencia es precedida por la pérdida del control emocional (Organización Mundial de la Salud, 2019). Puede iniciar este proceso con olvidar cosas tan básicas como el lugar donde pusiste tus lentes o tus llaves, hasta no poder reconocer a las personas que más quieres.

 

 

 

Consecuencias causadas por la apnea obstructiva del sueño

 

 

 

Recomendaciones finales

 

Si tienes un familiar envejecido que padezca obstrucciones respiratorias mientras duerme, no pienses que se debe a un mal hábito personal o a que se trata de una persona desconsiderada. Si eres tú quien presenta este problema, atiende a lo siguiente:

 

  • 1- Disminuye tu consumo de alcohol o tabaco. Procura dormir de lado y no boca arriba a fin de disminuir las obstrucciones de la garganta.
  • 2- No caigas en el error de recetarte tú mismo medicamentos para dormir más. No se trata de un simple problema respiratorio o un desajuste pasajero del sueño. Es importante acudir con un especialista en salud cerebral y del sistema nervioso para que determine las causas de las obstrucciones respiratorias y establezca un tratamiento adecuado. Una polisomnografía es un estudio que te aplicará el especialista para conocer tus hábitos de sueño.

 

La vejez es una etapa que debe disfrutarse, incluso durante el sueño. Cuida de tus padres envejecidos y cuídate a ti mismo si ya estás por encima de los 65 años. Acude con un especialista en salud neurológica.

 

Trastornos del estado de ánimo y psicóticos que tratan las clínicas de la conducta

Seguramente te ha pasado que te “sientes deprimido”. Así es como describes esos malestares que no sabes lo que son, no sabes nombrarlos, pero sí sabes que te producen una pesadez y tristeza (o incluso una euforia incómoda). En realidad, no eres el único. Cerca del 30% de personas que acuden a consulta con un profesional de la salud mental dicen tener depresión. Sin embargo, sólo el 10% tiene depresión severa.

 

No te preocupes, aquí empezarás a identificar síntomas de esos trastornos que llamaste “depresión” y que son tratados en las clínicas de la conducta. Es importante saber identificarlos ya que, de no acudir a terapia psicológica, podrían generar otros síntomas y empeorar los malestares.

 

Suele haber periodos de alegría y de tristeza en la vida cotidiana, aunque hablamos de que hay un trastorno del estado del ánimo o un trastorno psicótico cuando las emociones se viven intensamente, tanto que la persona se ve limitada para llevar una vida normal a nivel físico.

 

 

 

También te va a interesar: Lo que necesitas saber sobre la neurofisiología.

 

 

 

Los trastornos del estado de ánimo

 

Se caracterizan por ser periodos prolongados de alegría o tristeza excesivos. En el caso de los lapsos prolongados y persistentes de alegría, se les llama manía y, en los de tristeza, depresión. Los trastornos del estado de ánimo se dividen en trastornos unipolares y bipolares. Los segundos se caracterizan por combinar periodos de depresión y manía. Los periodos de manía se presentan con menor frecuencia por sí solos, por lo que se habla más de trastornos depresivos.

 

 

Trastornos depresivos

 

Ahora sí ya podemos hablar de depresión. Son varios los trastornos que se caracterizan por incapacitar a las personas física o mentalmente al desenvolverse en actividades sociales, lúdicas o laborales debido a una causa desmotivante. Dicho de otro modo, la tristeza que sufres se siente tan fuerte que ya no te puedes concentrar en lo que haces o bien, directamente, no quieres hacer las cosas que antes te provocaban placer.

 

La depresión se produce por múltiples causas: herencia genética que predispone a las personas a sufrir depresión, una situación traumática (que te deje tu novia), el cambio en el estilo de vida (que cambies de casa o de trabajo), fechas específicas (como Navidad, aniversarios, etcétera) o consumo de fármacos, entre otros.

 

La depresión es un tema aparte que debe tratarse más a fondo, con apoyo profesional.

 

 

Los trastornos del estado de ánimo

 

 

 

Trastornos bipolares

 

No, no es cuando un amigo cambia de parecer de un momento a otro. Se caracteriza por periodos alternados de manía y depresión, aunque los pacientes que tienen esta condición suelen tener unos que predominan sobre otros. Hasta la fecha, se desconoce cuáles son las causas de la bipolaridad, aunque puede ser por herencia genética. El tratamiento consiste en la toma de fármacos estabilizadores.

 

 

Trastornos psicóticos

 

Incluyen un amplio espectro de enfermedades mentales que incapacitan a las personas al desligarlas de la realidad. Sin embargo, tienen algunos aspectos en común: los delirios (distorsiones de lo que pasa en la realidad), alucinaciones (imágenes, sonidos, sensaciones que surgen de la imaginación y se creen ciertas), habla desorganizada (cambiar el orden o el significado de las palabras) y acciones irracionales (como reaccionar a los delirios y alucinaciones).

 

A veces, es difícil que los puedas distinguir de los trastornos del estado de ánimo, ya que comparten rasgos en común, como los delirios cuando hay depresión y los desórdenes del lenguaje cuando hay manía.

 

Los trastornos psicóticos se relacionan con el espectro de la esquizofrenia.

 

No te precipites si en este momento ya crees que tu depresión es un trastorno, es preferible que vayas a consulta y, en caso de requerirlo, ver opciones.

 

5 actividades eficaces para la estimulación temprana

Muchos padres suelen preguntarse cómo ayudar a su pequeño a que alcance su potencial en el ámbito físico y cognitivo. Investigaciones han dado como veraz la hipótesis de que los niños con suficiente estimulación temprana, durante los primeros meses y años de su vida, alcanzan un desarrollo más alto en sus aptitudes físicas, sociales e intelectuales.

 

 

Estimulación infantil según la edad

 

 

La interacción de los hijos con sus padres, familiares y amigos permite que desarrolle su ambiente social y afectivo. A continuación te brindamos algunas ideas que puedes realizar:

 

1.- Recién nacido. Te recomendamos cantarle, mantener un constante contacto visual, hablarle de manera suave y calmada. Puedes ayudarle a que sus manitas comiencen a palpar algunos objetos inofensivos. Sumamente importante es el contacto físico fraternal, abrazarlo y acariciarlo.

 

2.- De uno a tres meses. Puedes empezar con ejercicios motores que le ayuden a identificar su cuerpo. Algunos podrían ser entrelazar las manos y sus deditos o hacerle leves cosquillas ocasionales.

 

 

También te va a interesar: Conozca las ventajas de la estimulación temprana en los niños

 

 

Más adelante, podrás hacerle ejercicios para coordinar su cuerpo como aprender a sostener sus juguetes favoritos. Estos juguetes estimularán mucho su cerebro. A este respecto, una precaución importante es considerar el consejo del especialista en desarrollo infantil, David Elkind. Él menciona que “los juguetes deben estimular la imaginación del niño de manera positiva, no negativa”.

 

Finalmente, queda la emisión de ruidos y balbuceos. Repetir sonidos de forma amigable motivará a que siga emitiendo sonidos que con el tiempo se convertirán en palabras.

 

3.- De cuatro a seis meses. Empieza la autonomía y quieren moverse por sí solos. Un ejercicio que da buen resultado es poner al infante boca abajo en su cuna. De esta manera, lo incentivas para que pueda voltearse hacia arriba. Además, el pequeño empezará a tomar y tirar objetos. Puedes aprovechar esta etapa para enseñarle a gatear y a sostenerse erguido.

 

4.- De seis a doce meses. En este periodo se sienten de manera significativa los cambios en tu hijo, pues empieza a querer tocar, caminar y pronunciar sus primeras palabras. Platica con el niño y pide que te responda, esta interacción logra que su cerebro empiece a entender el concepto conversacional.

 

Crea un entorno donde lo hagas caminar hacia otras personas. Su círculo de gateo fomenta que se entretenga, fortalezca su columna y sea amigable con el ambiente a su alrededor.

 

 

Estimulación infantil según la edad

 

 

5.- A partir de un año en adelante. Es bueno enfocarte en estimular los campos de motricidad, lenguaje y social. He aquí algunas sugerencias prácticas para lograrlo:

 

  • Motricidad: Realiza ejercicios sencillos para que su cuerpo se desarrolle adecuadamente. Por mencionar uno, cuando le leas un cuento, permite que agarre las hojas, las pase con sus manos  señale algunos objetos del cuento. Si aún gatea, puedes ponerle metas de hasta dónde llegar y poco a poco aumentar la distancia.
  • Lenguaje: Háblale por su nombre y usa los nombres de los demás miembros de la familia. Menciónale los nombres de las comidas, las frutas y los objetos que va observando en su entorno. Advertencia, no uses “lenguaje de bebé”, es decir, no emitas los mismos sonidos graciosos que el niño pronuncia. Eliane Regina Carrasco, especialista brasileña del lenguaje, mencionó que los padres que repiten la pronunciación equivocada del niño, “refuerzan un patrón desviado de lo normal”. Esto puede causar, a la larga, problemas del habla en el menor.
  •  Social: Acostumbra al pequeño a estar con otras personas y, dentro de lo posible, que siga las reglas básicas de la sociedad. Enséñale a decir “hola”, “adiós”, “por favor”, “gracias”, etc. Procura que aprenda a expresar lo que siente.

 

Céntrate en ayudar y estimular, de esta manera todos estos ejercicios serán placenteros para él mientras te facilitan el trabajo.

 

Cómo ayuda un Neuropediatra a tratar eventos psicológicos en los niños

Existe una rama de la medicina que se encarga de tratar las afecciones neurológicas en niños, atendiendo a los principales sucesos que afectan a esta población.

Seguramente has presenciado situaciones donde un niño sufre dolores de cabeza recurrentes o problemas que impiden su desarrollo social. Bueno, pues esas son señales claras de que hay que visitar un profesional en medicina infantil.

 

 

¿Cómo trabaja la neuropediatría?

 

 

Un neuropediatra se especializa en el desarrollo correcto del sistema nervioso central, periférico, cerebro, músculos y de los sentidos sensoriales.

Su labor se centra en:

 

  • Prestar atención específicamente en el crecimiento del cerebro.
  • Conexiones neuronales.
  • Enfermedades neurológicas.
  • Desarrollo de las capacidades de motricidad, habla, visión, movimiento, razonamiento, aprendizaje y relacionamiento social.

 

A través de la neuroplasticidad el cerebro crece, se adapta, aprende y genera nuevas conexiones neuronales que permiten obtener las capacidades y habilidades que caracterizan a cada persona individual y socialmente.

 

 

También te va a interesar: ¿Qué tipo de enfermedades trata el neurólogo?

 

 

Monitorear el desarrollo cerebral en los niños es de suma importancia, ya que se puede detectar cualquier tipo de malformación o evolución retardada.

 

En los primeros años de vida el cerebro produce neuronas y sus conexiones. Organiza funciones, perfecciona habilidades y forma la personalidad. Independientemente de ello, algún suceso en la vida del niño puede afectar sus conexiones neuronales, desarrollo de personalidad o habilidades intelectuales.

 

La genética tiene su peso sobre todo este proceso, sin embargo la interrupción del desarrollo en las funciones cognitivas puede tener otra causa, como puede ser la social, por ejemplo.

 

Un trastorno cognitivo significa una problemática anormal que se encuentra fuera de parámetros normales del correcto desarrollo infantil, como un retraso mental o carencia intelectual.

En su su etapa escolar temprana se pueden llegar a observar trastornos cognitivos específicos cuando el niño tiene diversos problemas como:

 

  •  Dislexia.
  •  Disortografía.
  •  Alteraciones en razonamiento aritmético.
  •  Problemas de comprensión.
  •  Desarrollo del lenguaje.
  •  Alteraciones en los diferentes tipos de memoria.
  •  Coordinación visomotora.
  •  Dificultad en la interación social, entre otras.

 

Las más comunes se pueden resumir así:

 

  • El autismo genera dificultades en el desarrollo de la persona afectada.
  • La epilepsia es un trastorno neurológico que desencadena descargas eléctricas que se pueden manifestar en diferentes síntomas.
  • Los trastornos de aprendizaje (TA) representa una dificultad para el niño de aprender, alterando las capacidades de estudio y atención. Se puede presentar cono un problema de conducta, fracaso escolar, alteración del lenguaje y alteraciones psicomotrices.
  • TDA o trastorno de déficit de atención con hiperactividad se caracteriza por el poco control de impulsos y alteraciones en la atención.
  • Los dolores de cabeza en niños se producen por estrés y falta de sueño, aunque pudiera deberse también a una lesión severa. Se afectan la postura corporal, los movimientos y se generan daños en la vista, audición, lenguaje e inteligencia.

 

Sabrías cuándo visitar a un médico especialista

 

 

¿Sabrías cuándo visitar a un médico especialista?

 

  • Por recomendación del pediatra.
  •  Tras eventos convulsivos.
  •  Ante dolores de cabeza intensos y recurrentes.
  •  Retraso en el desarrollo motriz o del lenguaje.
  •  Sospechas de autismo, TDA o TA.

 

¿Cómo es la consulta?

 

  • Se conoce la razón de la visita y el desarrollo del problema.
  •  Pruebas diagnósticas: evaluación de masa muscular, enfermedades anteriores, estado de salud, nivel de aprendizaje, reflejos, coordinación, equilibrio, escritura, lectura.
  •  Se solicitará información sobre la vida familiar en casa, la disciplina, orden, estudio, sueño.

 

Diagnóstico y tratamiento

 

La neuropediatría puede ayudar a resolver las afecciones del desarrollo físico, psicológico y social que un niño presenta.

 

Los eventos psicológicos a los que se pueden enfrentar los niños perjudican su vida social y familiar, disminuyendo sus capacidades de adaptación. La atención temprana y el correcto tratamiento facilitan el desarrollo social e intelectual de un niño, mejorando sin duda su calidad de vida.

 

Cómo deben apoyar las familias en la terapia del lenguaje de sus hijos

Escuchar a tu hijo o hija articular sus primeras palabras, verlo cómo se esfuerza en pronunciar una frase, son de los sucesos más emotivos que llena de orgullo a cualquier padre. Sin embargo, actualmente muchos niños pueden desarrollar algunos trastornos del habla que les hacen más difícil lograr una comunicación efectiva con otras personas.

 

Trastornos del habla: causas y tratamiento

 

Dichos trastornos regularmente son fallas que se presentan en la etapa infantil y pueden asociarse con algunas enfermedades neurológicas como autismo, dislexia, alteraciones auditivas, entre otras. Por otro lado, algunos niños solo presentan un leve retardo en el proceso de aprendizaje, lo que les dificulta el hablar fluidamente, pero al final logran desarrollar su capacidad de comunicarse con el habla de forma correcta.

 

Afortunadamente, como auxiliar para este desarrollo, existe la terapia del lenguaje. Esta tiene la finalidad principal de corregir o reajustar los problemas del habla o de aprendizaje que presente el infante.

 

El doctor Eduardo Barragán; neurólogo pedíatra, menciona en su estudio titulado “Identificación temprana de trastornos del lenguaje´, que una intervención a tiempo, el apoyo de la familia y la constancia, son algunas de las claves para lograr mejores resultados en las terapias.

 

 

También te va a interesar: Problemas de lenguaje: ¿Qué es una dislalia fisiológica?

 

Cómo pueden ayudar los padres en casa

 

Las técnicas que se proporcionan en los tratamientos de comunicación pueden ponerse en práctica casa. De esta forma, los padres y otros familiares ayudarán al pequeño a superar el trastorno. Algunas acciones que pueden hacer en familia desde el hogar son:

 

  • 1.- Conversar. Con ejercicios sencillos, como repetir correctamente lo que el niño pida (agua, pelota, un juguete, etc…) motivará al pequeño a buscar maneras de darse a entender y, al mismo tiempo, su cerebro grabará la forma correcta de nombrar un objeto. Esto fomenta que el niño desarrolle el deseo de superar sus problemas del habla y utilice palabras y gestos simples que le faciliten la comunicación y sirvan de auxiliares en su aprendizaje.
  • 2.- Usar juguetes que estimulen su aprendizaje. Se han creado juegos y juguetes con el propósito principal de desarrollar mejor la interacción mental, así como fomentar en los niños un mejor desarrollo del lenguaje. En el trato que tenga con otros miembros de la casa, el pequeñín construirá un vocabulario más amplio y se sentirá cada vez más cómodo y seguro al hablar.  Algunos juguetes sugeridos son los rompecabezas, bloques para formar figuras y libros con figuras desplegables.

 

Cómo pueden ayudar los padres en casa

 

 

  • 3.- Motivar a que exprese sus necesidades. Según el portal web Mommy Speech Therapy, los padres o tutores deben buscar técnicas que logren que los infantes con problemas del habla, expresen sus necesidades. Por ejemplo, algunas madres comen algún alimento que su hijo adora enfrente de ellos para motivarlos a pedir un poco, mientras que otras juegan con sus juguetes favoritos para estimular a que pidan ser parte del juego. Cabe mencionar que es muy importante que se les muestre que llorar, señalar o gesticular no es suficiente para conocer lo que necesitan. Lo anterior ayudará a que entiendan la importancia de usar el lenguaje verbal.
  • 4.- Mantengan un ambiente positivo de comunicación. Procuren que los espacios donde interactúen con su niño estén libres de aparatos electrónicos, tales como pantallas, tabletas y celulares. No debe permitir que las tendencias actuales de estar siempre al tanto de las redes sociales y del uso de Internet, interrumpan su interacción verbal con su hijo.

Por último y no menos importante, no se culpe ni culpen al niño por el trastorno que está sufriendo. Nadie es responsable por las dificultades que un bebé o niño tenga en su desarrollo físico y mental. Lo mejor es crear un ambiente donde predominen el cariño, la paciencia y la amabilidad entre todos los miembros de la familia.

 

 

¿El tratamiento para la migraña puede empeorar con el uso de analgésicos?

La cefalea crónica diaria es muy frecuente. Su alto porcentaje de afectación ha causado un gran furor dentro de la comunidad científica que continúa en la búsqueda de posibles causas y soluciones.

 

El diagnóstico de cefalea crónica diaria o CCD, se advierte cuando el paciente presenta dolores de cabeza de manera muy frecuente (alrededor de 15 días o más durante un mes).  Este dolor puede sentirse como una cefalea migrañosa o tipo tensión. Estudios han comprobado que esta afección puede deberse al consumo indiscriminado de analgésicos. ¿Crees que puedas estarlo padeciendo? ¡Sigue leyendo para saber la respuesta!

 

Analgésicos y migraña

 

Es muy común que reaccionemos casi inmediatamente a un dolor de cabeza ingiriendo algún analgésico.

 

El doctor Manjit Matharu, neurólogo del Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía en Londres, pasó dos años en un Comité de Desarrollo de Directrices organizado por el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica (NICE) para analizar el impacto de los analgésicos como tratamiento para dolores de cabeza.

 

Derivado de ese estudio, se obtuvo una guía en la que se establece que aquellas personas que toman medicamentos de manera regular (aspirinas, paracetamol, triptanos), podrían irónicamente provocar más dolor que alivio al malestar.

 

NICE aconseja a los especialistas considerar la posibilidad de que el uso excesivo de analgésicos para tratar la migraña podría empeorar la condición física de sus pacientes, puesto que su uso continuo produce una mayor tolerancia a la fórmula. De manera que se hace necesario el incremento en las dosis diarias con la finalidad de conseguir el mismo efecto analgésico.

 

De ahí que se sugiera al sector salud recomendar a sus pacientes la interrupción sistemática del uso de analgésicos cuando se consumen en exceso.

 

 

También te va a interesar: ¿Cuándo una migraña puede ser una señal de problemas serios de salud?

 

Supresión del medicamento

 

El primer paso ante el uso excesivo de analgésicos es su interrupción brusca. Lo que ha comprobado una mejor aceptación del plan terapéutico posterior a la interrupción del medicamento. Cabe señalar que después de este paso es habitual que se presente una migraña de rebote.

Cefalea de rebote por interrupción de analgésicos

Para el tratamiento de migraña, una vez que se han suprimido los medicamentos de los que se estaba abusando, se emplea un antiinflamatorio no esteroideo, así como naproxeno cada 12 horas durante las siguientes 2 a 3 semanas. No obstante, si el médico lo considera pertinente, no se hará uso de ningún otro fármaco.

 

 

Es muy común que reaccionemos casi inmediatamente a un dolor de cabeza ingiriendo algún analgésico

 

 

Tratamientos

 

El NICE recomienda buscar opciones alternativas para controlar este trastorno, como la acupuntura, la meditación o el uso de tés y aceites.

Aquí algunos tratamientos naturales:

1. Jengibre

De acuerdo a un estudio publicado por Phytitherapy Research Journal, se comprobó que la raíz de jengibre es excelente para la migraña.

 

Reduce el dolor al bloquear las prostaglandinas. La mejor forma de aprovechar sus beneficios es mediante la preparación de infusiones. Pela y corta el jengibre en pedazos pequeños. Agrégalos a un recipiente con agua hirviendo y cocina a fuego lento por 10 minutos. Una vez listo puedes colar el té y añadir miel y limón a tu antojo.

 

2. Vinagre de sidra de manzana

Este vinagre posee una gran cantidad de beneficios para la salud, lo que lo convierte en uno de los remedios naturales más populares. Además de aliviar y prevenir las migrañas, se sabe que promueve la pérdida de peso y regula el azúcar en la sangre.

 

Solo agrega dos o tres cucharadas de vinagre a un vaso con agua y bébelo entero. Se ha descubierto que beber una cucharada de este vinagre en un vaso de agua de manera diaria, ayuda a prevenir la migraña.

 

Recuerda que automedicarse puede empeorar un cuadro, siempre consulta a un médico y de ser posible, pon en práctica tratamientos alternativos.

 

¿Cómo afecta la apnea del sueño en el rendimiento académico de tu hijo?

Todos sabemos que dormir bien es muy importante para nuestro desarrollo tanto físico como psicológico y que no se trata solo de la cantidad de horas de sueño, sino de la calidad del mismo. La apnea del sueño es una de las causas más frecuentes de la mala calidad en el sueño, y puede afectar el rendimiento académico de tu hijo.

 

¿Qué es la apnea del sueño?

 

Se trata de uno de los trastornos de sueño más frecuentes y se define como un problema que afecta la respiración de quien la sufre mientras duerme, debido a una obstrucción en el flujo de aire hacia los pulmones.

 

Esta obstrucción puede ser ocasionada por los músculos de la garganta que se relajan mientras dormimos. Este problema también lo pueden sufrir los niños cuando tienen una garganta más estrecha o amígdalas agrandadas que durante el sueño bloquean la vía respiratoria, provocando pausas de por lo menos 10 segundos.

Tipos de apnea

 

  • Apnea obstructiva: ausencia de flujo en la vía aérea ocasionada por una obstrucción o bloqueo en garganta o nariz. Es la más común.
  • Apnea central: se debe a alguna insuficiencia cardiaca o lesión que involucre el cerebro. A veces la vía aérea no está obstruida pero el aire no circula porque el cerebro no da la orden de respirar.
  • Apnea mixta:  presenta las dos fases de apnea anteriores. Es la menos común.

 

Si bien se trata de un proceso multidisciplinario, a menudo el tratamiento de la apnea infantil abarca desde cambios en la alimentación y la rutina del niño, hasta la implementación de una mascarilla facial que permite la presión correcta de aire al dormir. En algunos casos también se recurre a la extirpación quirúrgica de las amígdalas.

 

También te va a interesar: ¿Cuándo debemos llevar al niño a un neuropediatra?

Cómo saber si tu hijo no duerme suficiente

 

Presta atención a los siguientes síntomas:

 

  • Ronca por las noches y por el día respira por la boca.
  • Adopta posiciones extrañas al dormir.
  • Presenta somnolencia diurna, se queda dormido en clase o en trayectos cortos (como de la escuela a casa).
  •  Tiene dolor de cabeza al levantarse y le cuesta trabajo despejarse.
  •  Presenta problemas de atención en clase.
  • Tiene cambios de conducta, está nervioso o irritable.

 

Si observas estos síntomas, quiere decir que tu hijo no está durmiendo lo suficientemente bien o que probablemente presenta algún trastorno del sueño, por lo que deberás buscar la ayuda de un especialista para determinar el diagnóstico y tratamiento adecuados.

 

Cómo saber si tu hijo no duerme suficiente

 

Apnea del sueño y rendimiento académico

 

Dormir profundamente nos ayuda a mantenernos sanos. En el caso de los niños, el sueño ayuda al proceso del crecimiento, concentración y desarrollo hormonal, ya que el cuerpo regenera células y libera diferentes hormonas que nos ayudan a combatir enfermedades.

 

Una mala calidad de sueño puede afectar el rendimiento académico de tu hijo. Durante el sueño, el cerebro se oxigena, lo que le permite procesar la información obtenida durante el día, fijando mejor su aprendizaje. Además, un buen sueño permite mejorar la concentración y atención a los detalles, coordinar el lenguaje y las ideas.

 

En algunos casos, los niños con apnea del sueño presentan algunas alteraciones de conducta y del carácter como agresividad o hiperactividad, que pueden afectar su relación con compañeros y profesores al mostrar conductas antisociales. También pueden desarrollar un déficit de atención-hiperactividad, lo que desencadenará un bajo rendimiento escolar.

 

Por ello es muy importante poner atención a los hábitos de tu hijo y acudir con el especialista en caso de sospecha de algún trastorno de este tipo. Recuerda que un diagnóstico oportuno y su tratamiento son importantes para prevenir cualquier complicación que inhiba el correcto crecimiento y desarrollo físico y neurológico del menor.

 

¿Sabías que la epilepsia viene acompañada de depresión? Descubre su tratamiento

Seguramente has oído que se habla de manera común de salud mental y cerebral, mencionando, entre otras patologías, la epilepsia. Un trastorno neuronal que está asociado a la depresión, la cual requiere medicamentos y resulta en alteraciones sociales y psicológicas.

 

¿Cómo es?

 

Afecta a más de 50 millones de personas. Puedes identificarla por sus principales características:

 

  • Convulsiones repetidas.
  •  Pérdida de conocimiento.
  • Ataques espontáneos consecutivos.

¿Qué la causa?

 

  • Lesiones.
  • Golpes.
  • Accidentes cerebro-vasculares.
  • Demencia.
  • Tumores cerebrales.
  • Vasos sanguíneos obstruidos.
  • Drogas y alcohol.
  • Meningitis.

 

Nuestro cerebro está diseñado con conexiones y funcionamientos específicos. Si tienes afecciones en la conducción eléctrica o modificaciones del espacio y flujo sanguíneo, terminarán por alterar tu actividad neuronal normal.

 

Por ejemplo, un tumor cerebral presiona arterias importantes, impidiendo el suficiente flujo sanguíneo a los lóbulos o áreas específicas: la del habla y escucha, el reconocimiento o motricidad.

 

La evidencia muestra que, si padeces depresión, la frecuencia de episodios de convulsiones incrementan directamente, ya que ciertos eventos terminan por desnaturalizar tu sistema nervioso central.

 

 

También te va a interesar: Tratamiento para la epilepsia: cómo ayudar al paciente en casa

 

 

Epilepsia y Depresión

 

Estudios comprueban que ambos procesos alteran pueden alterar tu concentración de serotonina, noradrenalina, dopamina y otros neurotransmisores en el sistema nervioso central. Igualmente se ha visto cómo ambas enfermedades atrofian el hipocampo.

Algunos síntomas de depresión severa son:

 

Emocionales

  • Tristeza.
  • Ansiedad.
  • Culpa.
  • Baja autoestima.
  • Pensamientos de muerte.
  • Poca tolerancia a la frustración.
  • Enojo.
  • Episodios de llanto.

 

Físicos

  • Pérdida de peso.
  • Poco apetito.
  • Fatiga.
  •  Somnolencia.

 

Un día caracterizado de depresión se vive despertando con cansancio, insomnio, dolor de cabeza, bajos ánimos, falta de apetito, sueño, mal humor. ¿Te reconoces en algún síntoma?

 

Tratamiento

 

 

La epilepsia y su tratamiento implica seguir un plan de acción establecido por un médico. Conocer suficientemente sobre el padecimiento te garantiza una buena calidad de vida.

 

  • Tratamiento y medicación.
  • Cirugías.
  • Terapias electroconvulsivas.

 

Para controlar las convulsiones, es preciso tomar medicamentos que reduzcan la presencia de dichos síntomas. Sin embargo, las medicinas pueden causarte, como efecto secundario, malestar físico y emocional.

 

Posteriormente, pueden realizarte una intervención quirúrgica para quitar tumores u obstrucciones del flujo sanguíneo si fuera el caso. Las terapias electroconvulsivas se utilizan como tratamiento cuando no hay buenos resultados con los métodos anteriores.

 

 

La epilepsia y su tratamiento implica seguir un plan de acción establecido por un médico

 

¿Quiénes viven con estos padecimientos?

 

Las personas más susceptibles a desarrollar algún tipo de depresión son aquellas con episodios epilépticos del lóbulo temporal, con un pobre control de crisis. Resultados en investigaciones denotan que la prevalencia es más frecuente en adultos jóvenes, repercutiendo en la vida productiva de generaciones futuras. ¿En qué rango estás?

 

Socialmente, este desorden neurológico inquieta a personas ajenas al padecimiento, resultando en estigmas.

 

Es importante suprimir cualquier alteración del sistema nervioso (alcohol, tabaco, azúcar, drogas), y evitar conductas que alteren tu conducción eléctrica nerviosa (desvelarse, ver luces estroboscópicas o intensas, escuchar música a volumen alto) controlando los episodios convulsivos. Estas limitaciones afectan tu vida social y propician sentimientos de soledad y rechazo.

 

Seguro has experimentado un día de tristeza y fatiga, sin querer cumplir responsabilidades, pero cuando se acaba ese sentimiento puedes reincorporarte a la vida normal. Desgraciadamente, esta no es la misma situación para quienes lo sufren diariamente. Acércate a algún profesional para poder llevar un tratamiento diseñado para ti.

Siempre existe una solución

 

 

El control de las crisis convulsivas y depresivas con un buen tratamiento para la epilepsia significa tomar medicamentos y tener acompañamiento terapéutico. Estas herramientas te ayudarán a reducir la aparición de cuadros clínicos convulsivos y malestares emocionales y físicos. Tu calidad de vida mejorará, reduciendo las crisis convulsivas y nerviosas.

 

La epilepsia se vive acompañada de momentos depresivos, episodios de convulsiones repetidas durante el lapso de un día, tristeza y crisis nerviosas con poco control sobre la situación. Los medicamentos y psicoterapia han resultado ser el mejor tratamiento.

 

 

Menú
Servicios