Clínica del sueño: la solución a sus problemas de descanso

Si te preguntas, ¿qué son las clínicas del sueño? y ¿cómo pueden ayudarte? Aquí está la respuesta a tus dudas.

Primero debemos entender que los cambios en los procesos del sueño son parte de la vida, todas las personas, ya sean adultos mayores, adultos, jóvenes, niños e incluso bebés presentan dificultades para conciliar el sueño en ocasiones; estos cambios son dados por situaciones que nos causan angustia, alegría o algo que altere nuestro estado emocional, o támbien actividades que interrumpen nuestro desarrollo del sueño. Sumado a lo mencionado, existen los trastornos que van más allá de una simple modificación y dan paso a alteraciones tales como terrores nocturnos, ronquidos, problemas del habla, o la falta de sueño. Los trastornos están definidos según su tipo, de manera que es conveniente conocer a profundidas todo acerca de las clínicas del sueño.

 

No dormir o no dormir bien provoca problemas en la vida cotidiana, como cambios en el humor, dificultad para concentrarse; lo que provoca que las actividades cotidianas se vuelvan difíciles de concretar, en un caso superior se puede llegar a tener alucinaciones.

 

En el caso de los niños su desarrollo psicomotor y neurológico se ve perjudicado impidiendo que el desarrollo sea óptimo.

 

¿Cual es la función de las clínicas del sueño?

 

Una clínica especializada en cambios en los procesos del sueño, trastornos y/o sus variaciones cuenta con instalaciones e infraestructura adecuadas para llevar a cabo estudios del sueño o un estudio polisomnográfico, electroencefalograma o análisis de apnea del sueño. Esto dependerá de la evaluación previa realizada por un especialista de la clínica.
El Centro de Neurodesarrollo y la conducta, cuenta con los servicios de:

  • Atención temprana
  • Valoraciones y diagnostico
  • Estudio del sueño
  • Psiquiatría y psicología
  • Afectaciones físicas del sistema nervioso

 

Cual es la función de las clínicas del sueño

 

Este tipo de clínicas  se enfocan en buscar las características específicas que tiene un paciente y que le provocan problemas para dormir, como son: dormir poco, dormir demasiado, dormir de manera espaciada o presencia de actividades fuera de lo normal, como caminar dormido, hablar, tener pausas respiratorias muy prolongadas o roncar demasiado.
Se tratan diferentes tipos de enfermedades que ya están bien definidas, y estas son:

  • El hipersomnio
  • La narcolepsia
  • El bruxismo
  • Los terrores nocturnos
  • El insomnio

Para tener más información sobre este tipo de condiciones no dudes en acudir a un experto, quien solucionará todas tus duda.

 

El tratamiento de trastornos del sueño trae beneficios a tu salud

 

Dormir es una etapa vital en el ciclo de vida de un ser humano, por lo que es de suma importancia. Esta necesidad biológica se da con la finalidad de tener un periodo de vigilia donde se llevan a cabo procesos físicos de gran importancia, como lo son procesos hormonales, procesos metabólicos, se restauran huesos y músculos, y  se da la regulación de la temperatura corporal. En el caso del cerebro, durante el periodo de sueño logra almacenar información que clasifica y ayuda para la resolución de problemas, por lo que un niño, debe tener ciclos completos de sueño para el desarrollo de su cuerpo y de su mente, con la finalidad de que tenga una estabilidad en su salud general. Dormir es necesario para vivir.
Acudir de manera oportuna a una de las clínicas del sueño, es tan importante como acudir a cualquier otro especialista para el cuidado de tu salud, ya que de igual manera recibes asesoría, diagnóstico y tratamiento para asegurarte de tener una mejor calidad de vida. Recuerda que debes dormir el tiempo necesario que varía según tu edad y además del tiempo debes asegurarte de que la calidad de tu ciclo de sueño sea la mejor. Las clínicas del sueño se asegurarán de que tu calidad de vida mejore, de la mano con tus procesos de vigilia.

Terapia del lenguaje: 5 beneficios que puede adquirir su hijo

Son muchos los beneficios que tu hijo puede conseguir con una adecuada terapia del lenguaje, pero hoy hablaremos de 5 beneficios que puede adquirir tu hijo, y que definitivamente harán un cambio significativo en su vida.

 

¿Mi hijo tiene problemas de lenguaje?

 

Muchos niños, cuando son pequeños, tienen diferentes problemas de lenguaje, lo que impide una buena comunicación con los demás, y si no son tratadas estas dificultades pueden causar problemas a largo plazo, más allá de la propia comunicación, tales como inseguridad para hablar, timidez o incluso las burlas y el bullying que otros niños o adultos pueden hacerle al niño.

 

Por esto mismo debe ser diagnosticado a tiempo si tiene un problema de lenguaje, y eso solo un profesional lo puede hacer.

 

En caso de que tu hijo tenga un problema de lenguaje, también tendrá que ser un profesional quien lo ayude, pues una mala terapia o incluso regañarlo o maltratarlo solo empeorará el problema y traerá secuelas.

 

Estos son 5 beneficios que puede tener tu hijo con ayuda de la terapia de lenguaje.

 

Tendrá una infancia mucho más feliz. Un niño que puede hablar puede expresar sus sentimientos con más confianza y fuerza. Lo que lo ayudará a lidiar mucho más fácilmente con problemas emocionales. Además, al saberse expresar también podrá dar su opinión y ser tomado más en serio por quienes no lo entienden, lo que le hará sentir más amor propio.

 

Poder hablar claro. Esto parece algo muy obvio, pero es fundamental para tu hijo hablar claro y saber que es entendido por todo el mundo. Si tu hijo sabe que no lo entienden aunque su personalidad sea alegre y desenvuelta, terminará aislándose de los demás. Lo que no solo afectará su infancia, sino también su adolescencia, y si persiste, el resto de su vida. Por eso es uno de los beneficios más importantes de la terapia de lenguaje.

 

Estos son 5 beneficios que puede tener tu hijo con ayuda de la terapia de lenguaje

 

Aprender a interactuar con los demás. Una consecuencia que traen los problemas del lenguaje a los niños, es el limitar su interacción con otros niños e incluso con sus propios padres. La timidez es muy común en los niños con problemas de lenguaje, y eso evita que se puedan desenvolver. Una buena terapia de lenguaje ayuda al niño a que tenga la seguridad necesaria para acercarse a los demás para hablar.

 

Mejor percepción de sí mismos. Muchas veces los niños no comprenden por qué no los entienden los demás. Piensan que son raros o incluso que tienen algo mal. Todo esto puede traer consecuencias en la forma en que tu hijo se percibe. Afortunadamente, con una terapia especializada en lenguaje podrá mejorar sus problemas y aprenderá a quererse más.

 

Saber cómo expresarse con propiedad. Algunos problemas del lenguaje se deben a causas  psicológicas, y en algunos de esos casos los pequeños no saben qué palabras pueden decir o cómo deben decirlas. También puede ser problemas de comprensión que les impidan entender o saber cómo expresarse. Los terapeutas le enseñarán poco a poco a tu hijo como debe expresarse, así podrá comenzar a hablar de manera más normal.

 

Es muy importante que busques a un verdadero profesional para que ayude a tu hijo. Alguien que además de ayudarle a corregir sus problemas de lenguaje, lo trate como persona y no solo como paciente o cliente. Nunca pongas la salud física y mental de tu hijo en manos equivocadas que solo busquen tu dinero y no ayuden a tu hijo.

 

Es importante recordar que las terapias de lenguaje duran meses o incluso años dependiendo de su causa. Así que no esperes resultados muy rápidos sino duraderos, pues tu hijo debe seguir su propio ritmo de trabajo y si lo presionas demasiado no le ayudarás.

Parálisis facial en niños ¿Qué tan grave es?

Cuando hablamos de parálisis facial hablamos del nervio facial, el cual es el responsable de los movimientos de la cara. Cuando el nervio sufre una parálisis deja de funcionar total o parcialmente, lo que es muy grave, sobre todo si el paciente es un niño, ya que este problema con lleva consecuencias funcionales que son peligrosas en la etapa de crecimiento.

 

 

Síntomas de la parálisis facial en niños

 

  • Los pliegues faciales y el pliegue naso-labial desaparecen.
  • Asimetría o deformidad facial.
  • La comisura de la boca se traslada hacia el lado que no ha sufrido la parálisis, debido a la debilidad muscular del lado afectado.
  • Es imposible cerrar el ojo de la parte afectada, así como fruncir el ceño e hinchar las mejillas.
  • Disminución o aumento del lagrimeo.
  • Mayor sensibilidad a los sonidos.
  • Se ve afectada la alimentación, en cuanto a la deglución y el sentido del gusto.
  • Los sonidos son molestos para el oído del lado afectado.

 

 

¿Por qué es posible que se produzca una parálisis facial en niños?

 

  • La mayoría de las causas que producen la parálisis facial en los niños suelen ser inflamatorias, como las infecciones.
  • Otra de las causas se debe a traumatismos en la zona o en el cráneo, puesto que el nervio facial pasa por zonas muy estrechas de éste.
  • En general es muy difícil ubicar la causa de esta parálisis, también conocida como parálisis de Bell. Se ha asociado este tipo de parálisis a las infecciones por virus simple y a la exposición al frío, algunas veces también se asocia con afecciones, como la otitis.

La parálisis de Bell es la más frecuente en la infancia, aparece de manera brusca y progresa haciéndose más evidente como máximo en setenta y dos horas. La mayoría de los pacientes se recuperan completamente.

 

 

¿Cómo se diagnostica la parálisis facial en niños?

 

Lo primero que debe hacerse es descartar una parálisis de origen central, por ello, lo más urgente es consultar con el pediatra, quien le hará al niño una valoración, acompañada de una exploración neurológica.

En la mayoría de los casos el medico indicará la realización de exámenes con el fin de encontrar signos de infección. Muchas veces el especialista también indica realizar un TAC, una resonancia craneal, estudios de electromiograma, conducción nerviosa y pruebas relacionadas con el oído.

Si se trata de una parálisis de Bell, el pronóstico es bueno, debido a que la movilidad se recupera entre los tres y seis meses, aunque en la mayoría de los casos sucede en pocas semanas. El tiempo de recuperación les da pautas a los médicos para descartar el tipo de parálisis y sus causas.

 

 

Parálisis congénita del nervio facial 

 

Este tipo de parálisis se debe generalmente a un traumatismo de nacimiento o de desarrollo, cuando es de desarrollo afecta un solo lado y se aprecia como una debilidad muscular, requiere tratamiento. Cuando es de nacimiento el 90% de los casos se mejoran sin tratamiento y en los casos más graves con cirugía.

 

Conoce más sobre: Causas de la parálisis facial

 

 

¿Cuál es el tratamiento para una parálisis facial en niños?

 

El tratamiento más común es con el uso de antiinflamatorios y protección en los ojos, con suero o lagrimas artificial. El paciente debe evitar la exposición a la luz o a peligros externos, además de usar gotas para los ojos durante el día. Si se sospecha que es causada por otitis, el medico lo combate como se sana una infección, no sin antes hacer los exámenes pertinentes. En los casos más complicados debe hacerse cirugía para descomprimir el nervio, tratando la causa que este produciendo el traumatismo.

Sea cual sea el motivo, hay que llevar al niño siempre a urgencias, una parálisis facial es una complicación que requiere atención inmediata, puesto que puede afectar de manera severa el desarrollo motor del niño.

Tratamiento para la migraña: Conoce los síntomas de la migraña tensional

Los tratamientos para sanar la migraña con dolor de leve a moderado, van desde cualquier analgésico como la aspirina, el acetaminofén o el ibuprofeno, hasta intervenciones conductuales o psicoterapia, acompañados de relajación y técnicas del manejo de estrés. Algunos tratamientos obtienen mejores resultados si se mezclan fármacos con terapias conductuales.

Existen varios tipos de migrañas, por ello los síntomas y la gravedad pueden variar de una persona a otra. En este artículo abordaremos la migraña tensional, sus síntomas, causas y algunos consejos para mejorar dicha molestia.

 

 

¿Qué es la migraña tensional?

 

La migraña tensional suele manifestarse como un dolor leve o moderado parecido a tener una venda apretada alrededor de la cabeza. Este es el tipo de dolor de cabeza más frecuente y sus causas no son muy fáciles de identificar.

 

 

Síntomas de la migraña tensional

 

  • Dolor de cabeza leve y continuo.
  • Sensación de tensión o presión en la frente, en los laterales o en la parte trasera de la cabeza.
  • Dolor en los músculos del cuero cabelludo, el cuello y los hombros.
  • No empeora con la actividad física habitual, como caminar o subir escaleras.
  • No se presentan nauseas ni vómitos.
  • Puede presentar molestia a la luz o al sonido.

 

 

Las migrañas tensionales se dividen en dos categorías:

 

Migrañas tensionales episódicas: Estas pueden durar entre treinta minutos y una semana, sin superar los quince días. Lo habitual en este tipo es que aparezca algunas horas después de levantarse y vaya empeorando paulatinamente a lo largo del día, además es extraño que despierte al paciente durante el sueño.

 

Migrañas tensionales crónicas: Este dolor dura horas y puede ser continuo. Si el dolor se extiende más allá de los quince días o más del mes durante un periodo de tres meses, se considera crónico.

 

La migraña tensional se presenta entre los treinta y treinta y nueve años y afecta al 78% de la población.

 

 

Causas de la migraña tensional

 

Las causas de la migraña tensional no son muy claras, pero tiene relación con un umbral del dolor más bajo de lo normal. Es posible que esté relacionada con el estrés, aunque esto no sirve para explicar el síntoma por completo. Veamos las causas asociadas a este tipo de migraña:

 

  • Trastornos del sueño.
  • Problemas con la mandíbula (bruxismo).
  • Vista cansada.
  • Tensión o estrés.

 

Una de las teorías más frecuentes de este tipo de dolor habla de una sensibilidad exacerbada al dolor.

 

Debido a que este tipo de dolencia es muy frecuente tiene un efecto importante en la calidad de vida, puesto que es posible que no nos deje realizar algunas actividades, siendo probable que no podamos tener una jornada laboral completa o que si la tenemos no nos podamos desenvolver de la mejor manera.

 

 

Te puede interesar: Conozca los síntomas para detectar la migraña

 

 

 

Prevención de la migraña tensional

 

Por último, veamos qué podemos hacer para prevenir y tratar mejor las migrañas tensionales, no sin antes hacer la recomendación de consultar un profesional sobre todo si la migraña se presenta de manera crónica, es decir, que dure más de quince días y se presente por más de tres meses.

Veamos que precauciones debemos tomar para minimizar todo lo posible esta molestia:

 

Dieta: Algunos pacientes reaccionan con migraña a ciertos alimentos, por eso debemos detectarlos y evitarlos. Además de esto, tener cuidado con el alcohol, la comida chatarra, el chocolate, los ahumados y los desórdenes alimenticios.

Higiene del sueño: Mantener hábitos de sueño saludables puede ayudarnos a prevenir la migraña.

 

Nivel hormonal: En el caso de las mujeres la migraña se relaciona con los ciclos menstruales y con los anticonceptivos.

 

Técnicas de relajación: La respiración profunda, el yoga, la meditación, y la relajación muscular progresiva, pueden ser de mucha utilidad para controlar los dolores de cabeza de la migraña tensional.

 

No olvides:

 

  • Dormir lo suficiente.
  • No fumar.
  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • Comer saludablemente.
  • Beber mucha agua.
  • Evitar el consumo de alcohol, la cafeína y el azúcar.

Conoce las consecuencias de padecer ansiedad

La ansiedad es una emoción que se manifiesta ante algún episodio de estrés o tensión, funciona como un mecanismo de alerta que puede producir sensaciones muy intensas y desagradables, llevando al paciente a creer que esta sufriendo un ataque al corazón. Sin un tratamiento a tiempo para la ansiedad, la activación emocional que producen los síntomas puede llevarnos a desarrollar otros problemas de salud.

 

Por lo anterior, enumeramos las diez consecuencias más importantes de sufrir trastorno de ansiedad:

 

Problemas de garganta: En momentos de ansiedad la voz puede volverse ronca, así mismo, los altos niveles de estrés hacen que los fluidos se desvíen hacia zonas fundamentales del cuerpo, lo que provoca espasmos en los músculos de la garganta, produciendo resequedad y dificultades para tragar la saliva o los alimentos.

 

Reacciones del hígado: Cuando el cuerpo pasa por situaciones de estrés, el sistema suprarrenal produce una cantidad excesiva de la hormona de estrés llamada cortisol, haciendo que e hígado produzca más glucosa, es decir, más azúcar. Para las personas que sufren diabetes, puede representar graves problemas de salud.

 

Reacciones cutáneas: Ante una situación de estrés el sistema nervioso simpático envía más sangre a los músculos, lo que acelera el envejecimiento de la piel y aumenta la transpiración e inflamaciones. El flujo sanguíneo también puede provocar enrojecimiento de las mejillas.

 

La actividad del Bazo: El bazo libera glóbulos blancos y rojos adicionales con el fin de distribuir más oxigeno en el cuerpo ante una situación de estrés.

 

Tensión en los músculos: Ante la ansiedad el cuerpo se tensa de manera natural, creando presión en los grupos musculares. La ansiedad crónica suele llevar al límite esta tensión, provocando rigidez en los hombros, dolor en el cuello, dolor de cabeza e incluso migraña.

Corazón: La ansiedad o estrés crónico pueden llevar al paciente a correr más riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, producidos por el aumento constante del ritmo cardíaco. La ansiedad a largo plazo está relacionada con la hipertensión, la arritmia, los derrames y los ataques del corazón.

 

Los pulmones: Algunos estudios han demostrado el vinculo entre la ansiedad y el asma, ya que las personas que padecen asma tienen más posibilidades de sufrir ataques de pánico.

 

El cerebro: Lo primero que se activa ante un ataque de ansiedad es la respuesta psicológica a dicha condición, afectando a diferentes áreas del cerebro determinantes para la memoria de corto y largo plazo. El estrés crónico puede activar de manera constante el sistema nervioso, y así mismo otros sistemas del cuerpo, generando fatiga y poca energía.

 

Sistema inmunitario: Se ha descubierto que, ante situaciones de estrés, el paciente tiene más posibilidades de sufrir gripe o congestión, debido a que es más vulnerable a las infecciones.

 

Estómago: A largo plazo, la ansiedad puede afectar los intestinos y la abstracción de nutrientes, provocando ardores, hinchazón, diarrea, incluso a veces la falta de control de los esfínteres. La ansiedad también puede alterar el metabolismo, la persona puede presentar obesidad.

 

Te puede interesar: ¿Qué es una crisis de ansiedad?

 

De modo que, si las consecuencias físicas de la ansiedad asustan, las psicológicas pueden llegar a ser aun más graves. Algunos síntomas como la inseguridad o el temor pueden llevarnos a una situación de aislamiento social o a mantenernos dentro de la casa debido al miedo.

 

La consecuencia psicológica más frecuente de la ansiedad es la depresión, seguida del trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de pánico o fobias.

 

Por último, es indispensable tratarse con un especialista, puesto que todo lo anterior puede afectar gravemente nuestras relaciones sociales, laborales y familiares. Esta ruptura con nuestras relaciones más importantes nos puede llevar a adicciones, como el alcohol y las drogas, afectando gravemente nuestra calidad de vida.

 

Principales diferencias entre el insomnio y la apnea del sueño

Tanto el insomnio como la apnea del sueño son problemas que tienen que ver con los trastornos del sueño y con frecuencia están asociadas a otros trastornos. Hay que tener en cuenta que lo primero que se revisa para la clasificación de las patologías del sueño son los síntomas.

 

La clasificación de los trastornos del sueño ha evolucionado de tal manera que ya se conocen más de noventa enfermedades relacionadas, llegando a confundirse el trastorno con algún síntoma. En el pasado no se reconocían las enfermedades del sueño más que como síntomas de otras patologías, sin embargo, hoy en día es un campo que tiene mayor atención en tanto a investigación y tratamiento.

Ahora bien, para entender la diferencia entre insomnio y apnea del sueño, revisemos cada uno de los conceptos:

 

¿Qué es el insomnio?

 

El insomnio es la dificultad permanente para conciliar o mantener el sueño. A pesar de disponer de las condiciones adecuadas para el sueño, el paciente tiene un sueño poco reparador y sufre diferentes síntomas durante la vigilia, como: fatiga, sensación de malestar general, dificultad para la atención, concentración y memoria, dificultades en el rendimiento socio-laboral, alteraciones del ánimo o del carácter, somnolencia, disminución de energía, dolor de tensión muscular, dolor de cabeza, preocupaciones y miedos con relación al sueño.

 

¿Qué es la apnea del sueño?

 

Es un trastorno que se caracteriza por episodios recurrentes del cese de la respiración mientras el paciente duerme. La fragmentación produce despertares frecuentes y rápidos tras las pausas de respiración, acompañados con excesiva somnolencia diurna.

 

Algunas generalidades sobre el insomnio y la apnea del sueño

 

El insomnio se manifiesta en la dificultad para:

 

  • Conciliar el sueño.
  • Permanecer dormido durante la noche.
  • Despertarse demasiado temprano en la mañana.
  • Los episodios del sueño suelen ser duraderos, aparecer o desaparecer.

 

En cuanto a la apnea del sueño, el sueño es también interrumpido, con la diferencia de que la causa de esta interrupción es un trastorno respiratorio por obstrucción o colapso de la vía aérea.

 

La duración del insomnio puede ser:

 

  • Transitorio, si dura una semana o menos.
  • Agudo, si dura hasta cuatro semanas.
  • Crónico, si se produce por un mes o más.

 

Por otro lado, la apnea del sueño es un problema más físico que el insomnio, existen tres tipos de apneas del sueño: obstructiva, central o combinada; siendo la obstructiva la más común.

La apnea obstructiva hace que se bloquee la vía respiratoria durante el sueño, debido a que la relajación provoca que los tejidos blandos de la garganta se deslicen hacia atrás. Esto produce una sensación de asfixia, lo que causa que la persona se sacuda bruscamente mientras duerme y se despierte para volver a respirar.

Veamos las causas del insomnio y la apnea central:

 

Causas del insomnio

 

  • Problemas mentales, especialmente estrés o ansiedad.
  • Cambios hormonales (menstruación o menopausia)
  • Condiciones ambientales (ruido o luz)
  • Abuso de alcohol o medicamentos.

 

Causas de la apnea del sueño

 

  • Ingesta de alcohol.
  • Sedantes y relajantes musculares.
  • Obesidad
  • Hipertrofia de amígdalas.

 

Te puede interesar: Conoce los factores de riesgo de la apnea del sueño

 

En definitiva, los dos trastornos no son el mismo padecimiento ni tienen las mismas causas ni las mismas consecuencias. Mientras en el insomnio el paciente tiene la posibilidad de dormir, pero no logra conciliar el sueño, mantenerse dormido o acceder a las horas del sueño necesarias, en la apnea del sueño el paciente manifiesta deseos de dormir, va a la cama y duerme, pero tiene pequeñas obstrucciones repetitivas en las vías respiratorias, lo que le dificulta el descanso.

En cualquiera de los casos debemos visitar un especialista, ya que ambos trastornos son graves, nos pueden dificultar todas las actividades de la vigilia e incluso correr un alto riesgo de sufrir un accidente.

Clínicas del sueño: Conoce los principales síntomas del insomnio

El insomnio es el término que se utiliza cuando se percibe sueño insuficiente o no restaurador. Como muchos creen erróneamente, el insomnio no solo habla de la dificultad para conciliar el sueño, sino del sueño de mala calidad. Debido a que los trastornos del sueño pueden ser consecuencia de varias enfermedades físicas o psiquiátricas, es importante consultar una clínica del sueño, donde se realiza un estudio del sueño, que consiste en analizar cómo se comporta el cuerpo cuando estamos dormidos por medio de unos sensores que permiten evaluar cosas, como: Oxigenación, ronquido, función cardíaca, patrón respiratorio, etc.

 

Los problemas para levantarse, cansancio, la somnolencia desde muy temprano en las mañanas y el deterioro en la calidad de vida, son síntomas de problemas en el sueño. Estos problemas se presentan en el 45% de la población adulta de todo el territorio mexicano.

 

Según estudios de la Clínica del Trastorno del Sueño de la Facultad de Medicina de la Universidad UNAM, existen más de cien enfermedades del dormir y los síntomas del insomnio son más frecuentes en las mujeres que en los hombres.

 

Veamos ahora, cuales son los síntomas más comunes de padecer insomnio.

 

Síntomas del insomnio

  1. Dificultad para dormir.
  2. Permanecer despierto por un largo tiempo antes de dormirse.
  3. Dormir solo por períodos cortos.
  4. Estar despierto durante gran parte de la noche.
  5. Sentirse como si no hubiera dormido nada.
  6. Despertarse demasiado temprano.
  7. Fatiga o malestar.
  8. Deterioro de la memoria, concentración o atención.
  9. Cambios en el estado de ánimo.
  10. Somnolencia diurna.
  11. Disminución de la motivación, energía o iniciativa.
  12. Proclive a los accidentes.
  13. Dolores de cabeza, tensión.
  14. Problemas gastrointestinales.
  15. Preocupación o estrés debido a la dificultad para dormir.

 

Datos importantes sobre el insomnio: 

  • El número ideal de horas que debemos dormir esta entre seis y ocho horas.
  • Entre las principales causas del insomnio encontramos: el consumo de azúcar, bebidas energéticas, medicamentos, cenas demasiado grandes, hacer ejercicio a altas horas de la noche y tener los dispositivos electrónicos cerca de la cama.
  • Otras causas más comunes del insomnio, son: la preocupación, el estrés y los altos niveles de ansiedad.
  • Otra causa del insomnio está en los problemas metabólicos, como: obesidad, diabetes, etc.

 

Entre otros síntomas encontramos el dormirse en el transporte público o en el coche. Algunas personas que tienen trabajos nocturnos experimentan problemas graves para tener una buena salud del sueño. Además de que descansar en horario diurno impide un descanso adecuado, debido a la luz solar y al ruido de la calle.

 

 

Te puede interesar: Conozca los principales problemas del sueño

 

 

Según las investigaciones científicas de las últimas épocas la disminución de horas diarias está relacionada con un deterioro en las capacidades psicomotoras: velocidad de reacción, memoria de trabajo, atención y concentración. Además de que un porcentaje alto de la población no descansa bien por asuntos sociales, fiestas, compromisos laborales, jornadas de trabajo muy extensas y turnos rotatorios.

Según la encuesta nacional de salud y nutrición (ENSANUT) este porcentaje se ha calculado en el 28,4 de la población encuestada – equivalente a más de 20 millones de Mexicanos- lo que constituye un signo  de alarma para el sistema mexicano de salud.

 

El porcentaje de mexicanos que no puede dormir por un trastorno del sueño, corresponde aproximadamente al 50%, es decir unos treinta y cinco millones de mexicanos, siendo los dos más frecuentes, el insomnio y la apnea del sueño.

 

Algunos consejos que puedes seguir para evitar el insomnio son:

 

  • Evitar practicar deporte antes de ir a la cama.
  • Crear un ambiente tranquilo en el dormitorio.
  • Dejar lejos los equipos electrónicos.
  • Establecer rutinas positivas asociadas al sueño.
  • Evitar el alcohol y las comidas pesadas antes de dormir.

 

Para finalizar, recordemos que la buena salud en el sueño es determinante para el buen desarrollo de nuestras actividades durante la vigilia, no solo nos afecta físicamente en forma de cansancio, problemas digestivos, etc, sino que deteriora nuestra salud emocional, mental y las relaciones con nuestras labores diarias y con los que nos rodean.

¿Qué tan efectiva es la terapia del lenguaje?

Una terapia del lenguaje es necesaria si el niño habla poco, habla por medio de señales, no se le entiende lo que dice, le cuesta pronunciar algunas palabras o presenta señales de tartamudeo. Todas las anteriores son indicadores de que algo no anda bien.

 

Ante la duda sobre si nuestro pequeño necesita una terapia podemos observar el desarrollo del lenguaje de los otros niños de su edad, bien sean compañeros de curso o de juegos.

 

Para los trastornos más comunes (desarrollo del lenguaje, trastornos fonéticos) se usa la estimulación por medio del aumento del vocabulario, se refuerza el aprendizaje de los conceptos básicos, se utiliza el diálogo, se hacen ejercicios que mejoran el movimiento de los labios, la lengua y la cara, así como, ejercicios respiratorios.


Consideremos ahora, ¿cómo funciona la terapia del habla?

 

Lo primero es averiguar qué tipo de problema tiene el paciente, determinar la causa de éste y definir el mejor tratamiento. Estos tratamientos pueden ser individuales o en grupos de trabajo.

 

¿Con qué problemas puede ayudarnos un especialista en esta patología?

 

  1. Problemas de articulación: Cuando el paciente no habla claramente o se equivoca en los sonidos.
  2. Problemas de fluidez: Dificultad en el flujo del habla o tartamudez.
  3. Resonancia o problemas con la voz: Cuando el paciente tiene dificultades con el tono y el volumen de la voz.
  4. Problemas para alimentarse: Cuando se presenta dificultad para comer.
  5. Problemas de lenguaje receptivo: Dificultad para entender los mensajes.
  6. Problemas del lenguaje expresivo: Dificultad para hablar.
  7. Problemas del lenguaje pragmático: Dificultad en el uso del lenguaje socialmente apropiado.

Veamos ahora, algunas estrategias que usan los patólogos del lenguaje para tratar los problemas anteriormente mencionados.

 

Tipos de terapia

 

Actividades de intervención del lenguaje: En esta terapia se desarrollan diferentes tipos de habilidades, dentro de las que están modelar y dar retroalimentación a los niños. El terapeuta utiliza fotos, dibujos, libros o juegos, reforzando con ejercicios del habla para practicar las destrezas.

Terapia de articulación: El terapeuta modela los sonidos con los que el niño tiene dificultades, por ejemplo: mostrar al niño como puede mover la lengua para generar sonidos particulares.

Terapia para alimentarse: El especialista enseña al niño ejercicios para fortalecer los músculos de la boca, masaje facial, ejercicios en los labios, la lengua y la mandíbula. También puede utilizar alimentos de diferentes lecturas para hacer al niño más consiente al comer.

 

¿Qué beneficio tiene la terapia del habla?

  • Ayuda a los niños a hablar más claramente, por lo tanto, a que se sienta más seguro cuando se expresa.
  • Ayuda a los pacientes con problemas para socializar, emocionales y académicos.
  • A los niños con dislexia, puede ayudarlos a escuchar y distinguir sonidos específicos en las palabras, esto además fomenta la comprensión de lectura y el interés en los niños hacia los libros.

 

Puntos clave sobre terapia del habla

  • La terapia del habla no es una solución rápida, requiere tiempo y disciplina de meses e incluso años.
  • Es de vital importancia que el terapeuta tenga experiencia con niños.
  • La participación de los padres es fundamental para la evolución del tratamiento.
  • El terapeuta del habla puede ayudar a los niños en diferentes dificultades, tales como: dislexia y dispraxia.

 

 

Te puede interesar: Conozca más sobre el retraso simple del lenguaje

 

 

En definitiva, la terapia del lenguaje es muy efectiva, La mayoría de trastornos se logran tratar completamente con un adecuado trabajo en equipo, entre los especialistas, los padres de familia y el paciente. La evolución del niño depende del tipo de tratamiento, de la gravedad del trastorno y de la disposición del mismo para con su mejoría.

¿En qué casos debemos visitar al neuropediatra?

Un Neurólogo pediatra o Neuropediatra es un pediatra especialista en tratar las patologías del sistema nervioso de recién nacidos, lactantes, niños y adolescentes. A diferencia del especialista en neurología de adulto, el neuropediatra presta atención especial al neurodesarrollo y las implicaciones que causan en éste las enfermedades, sean neurológicas o no.

La mayoría de padres no conocen lo que es un neurólogo infantil, estando éste especializado para diagnosticar y tratar el déficit de atención, la hiperactividad y el autismo, entre otros.

Dicho lo anterior, veamos en qué casos es necesario llevar a nuestros niños al Neuropediatra.

 

Debemos visitar al neuropedriatra ante preocupaciones, tales como:

 

  • Sospecha de trastorno de déficit de atención o hiperactividad.
  • Retrasos en el desarrollo global y motor.
  • Trastorno del lenguaje.
  • Crisis epilépticas (ausencias y convulsiones) incluso si no presenta fiebre.
  • Sospecha de retraso o discapacidad intelectual.
  • Trastornos de aprendizaje como la dislexia.
  • Dolores frecuentes de cabeza.
  • Si se sospecha autismo de bajo o alto rendimiento.
  • Sospecha de malformación cerebral.
  • Cualquier otro síntoma que nos lleve a sospechar que el sistema nervioso puede estar involucrado.

 

Veamos ahora, las cuatro cosas importantes que debemos saber sobre un neuropedriatra:

  1. Un neuropediatra es un pediatra especializado en neurología.
  2. Después de terminar la especialidad en pediatría, deben especializarse en neurología de niños.
  3. También existen neurólogos de adultos que se especializan en neuropediatría.
  4. El punto más importante en el trabajo de un neuropediatra es la comunicación con los padres.

 

¿Cuáles son los problemas más comunes que trata un Neurólogo Infantil?

 

  1. Problemas de aprendizaje: Son muchas las causas que interfieren en el aprendizaje que pueden ser ocasionadas no solamente por problemas emocionales sino cognitivos y sensoriales. A continuación, veremos los más comunes:
  • Déficit de atención: Este es uno de los principales causantes de los problemas de aprendizaje, es difícil de detectar y en muchos casos pasa desapercibido.
  • Dislexia: Esta es la principal causa de los problemas de lectura o escritura, llevando a una gran dificultad de aprendizaje en los primeros años.
  • Altas capacidades: No generan problemas necesariamente, pero es importante detectarlas, ya que son fáciles de confundir con otros trastornos.
  1. Problemas de conducta: Es importante tener clara la diferencia entre una mala conducta y un trastorno de conducta, ya que la mayoría de veces los problemas de conducta no son voluntarios, entre estos encontramos:
  • La hiperactividad: Muchos niños con este problema son castigados sin causas justas, ya que la hiperactividad sucede de manera involuntaria y si no es detectada puede ocasionar problemas más graves que se adaptan al desarrollo de cada una de las etapas de crecimiento.
  • Trastornos de conducta: El más frecuente es el trastorno negativista desafiante, se trata de un grave problema para controlar la impulsividad, se presenta en poca tolerancia a las frustraciones y puede desencadenar en comportamientos agresivos.
  1. Retrasos y trastornos del desarrollo: Es importante diferenciarlos entre los siguientes.
  • Retrasos del desarrollo: El niño cumple con los propósitos normales del desarrollo, pero de manera más lenta, la atención a tiempo es suficiente para solucionarlo y se presenta sobre todo en el retraso del lenguaje.
  • Trastornos del desarrollo: En este caso son problemas de desarrollo que dificultan gravemente la evolución, pueden ir desde algunos leves hasta autismo, la causa suele ser de origen genético.

 

Te puede interesar: Aspectos relevantes a la hora de hablar del TDAH

 

Para finalizar, no olvides que la detección temprana es la piedra angular de todos los trastornos o enfermedades infantiles, si sospechas de algún comportamiento anormal o extraño en tu niño, no dudes en llevarlo con un especialista que revise, diagnostique y trate cualquier obstáculo en el normal desarrollo del pequeño.

Conoce los efectos secundarios de la parálisis facial

Los efectos secundarios de la parálisis facial se presentan con frecuencia entre un veinticinco a sesenta y cinco de los casos directamente en la zona afectada. En otras palabras, las tres cuartas partes de los pacientes con parálisis facial se recuperan 100% sin tener efectos secundarios. Pese a lo anterior, esto no siempre es así.

 

Consideremos ahora, ¿Qué es una parálisis facial?

 

Parálisis facial

 

La parálisis facial es un trastorno neuromuscular causado por una lesión en las vías motora y sensorial del nervio facial. Esto produce una alteración del movimiento en los músculos del rostro, en la secreción de saliva, lágrimas y en el sentido del gusto.

 

Síntomas de la parálisis facial

 

Los síntomas de la parálisis facial dependen del lugar donde se ocasionó la lesión del nervio facial.

Si la lesión es periférica, se puede presentar la pérdida del movimiento del lado afectado de la cara.

 

  • Los pliegues y arrugas de la cara están ausentes o indefinidos.
  • El párpado inferior, superior, las mejillas y las comisuras de la boca están caídas.
  • Incremento en la sensibilidad a los cambios de temperatura.
  • Mayor secreción de saliva y lágrimas.
  • Problemas visuales como consecuencia del trastorno de movilidad: visión borrosa o incompleta.
  • Dificultad para cerrar los ojos y pérdida del reflejo del parpadeo.
  • Derrame de los líquidos ingeridos.
  • Acumulación de los alimentos sólidos dentro de la encía y el maxilar.
  • Mordida involuntaria en las paredes de las mejillas al masticar.
  • Hipersensibilidad a los sonidos cotidianos, percibidos como insoportables, fuertes o dolorosos.
  • Dolor de oídos.
  • Pérdida del sabor en la mitad de la lengua.

 

La asimetría que ocasiona la parálisis es más visible cuando el paciente realiza los siguientes movimientos:

 

  • Formar arrugas en la frente al elevar las cejas.
  • Fruncir el entrecejo.
  • Arrugar la nariz.
  • Apretar los labios.
  • También se puede observar asimetría al sonreír y al hablar, algunas veces la voz adquiere un tono nasal.

 

¿Cuáles son los efectos secundarios de la parálisis facial?

 

Definimos los efectos secundarios o secuelas de la parálisis facial como: Trastorno o lesión que queda tras la curación de una enfermedad o traumatismo y que es consecuencia de ellos, en otras palabras, son problemas que resultan de los efectos tardíos de una enfermedad determinada o de un traumatismo que no ocurre en la fase activa.

 

El 25% de los pacientes que han experimentado una parálisis facial muestra efectos secundarios severos debido a una mala evolución, degeneración incompleta o aberrante del nervio.

 

Dentro de algunos efectos secundarios encontramos:

 

Sincinesia:

Consiste en un movimiento muscular no intencionado de la boca. Aparece a los tres o cuatro meses después de iniciada la parálisis.

 

Espasmo post paralítico:

Es un trastorno motor que se manifiesta en contracciones de los músculos inervados por el nervio facial.

 

Síndrome mioclónico secundario:

Sacudidas involuntarias de un músculo o un grupo de músculos.

 

Lagrimeo:

El lagrimeo se debe a un exceso de producción de lágrima por irritación de la superficie ocular o a un defecto en la evacuación de esta.

 

Las secuelas de la parálisis facial aparecen meses después de presentada la enfermedad, se presenta con más frecuencia en los pacientes de edad avanzada y siempre se puede encontrar un tratamiento, aun cuando se llevan padeciendo los síntomas por un largo periodo de tiempo.

 

Conoce más sobre: Causas de la parálisis facial

 

Algunos datos de interés sobre la parálisis facial

 

datos de interés sobre la parálisis facial

 

  • La rapidez de su aparición y evolución dependen de factores como el lugar de la lesión del nervio facial y de las causas que derivan el trastorno.
  • La evolución clínica es diferente para cada paciente.
  • Tiene un inicio repentino, dado que la mayoría de los pacientes se percatan de sus síntomas al despertar, se presume que empieza mientras el paciente está dormido.
  • Puede ser precedida por situaciones de estrés o ansiedad.

 

Para cerrar, cuando una persona sufre parálisis facial, es muy frecuente que escuche consejos sobre lo que debe hacer para recuperar la movilidad de la cara, en todos los casos es indispensable visitar al médico y ponerse a disposición del tratamiento indicado por este. Es importante tener en cuenta que se debe procurar que los movimientos sean lentos, evitando mover muchos músculos a la vez, esto nos evitará que el nervio facial empiece a funcionar de manera incorrecta, generando un daño crónico y dificultando una óptima recuperación.

 

Menú
Servicios