Medicamentos con estimulantes para tratar el déficit de atención

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad, conocido por sus siglas TDAH, es un trastorno que afecta en la mayoría de las ocasiones a niños varones. Quizá ya sabes que se caracteriza por una conducta reiterada del menor, que incluye falta de atención, híper actividad e impulsividad. El diagnóstico tiene que ser elaborado por personal médico competente y debe de guiarse por estas pautas:

  • Los patrones de conducta deben perdurar por un período superior a los seis meses.
  • La conducta del paciente repercute de manera significativamente negativa en el entorno familiar, escolar y social donde se desenvuelve.

¿Cuál es el tratamiento para el TDAH?

Un tratamiento para el déficit de atención es el uso controlado de medicamentos con estimulantes, que ayudan al paciente, de acuerdo a la Organización Healthy Children, a:

  • Ignorar distracciones.
  • Mejorar su enfoque al entorno que los rodea.
  • Mejorar su concentración.
  • Ser más conscientes de sus propios pensamientos y emociones.

¿Cuáles son los efectos secundarios del medicamento con estimulantes?

Aunque los medicamentos con estimulantes pueden presentar efectos secundarios, estos se consideran atípicos en los casos donde se hace un uso correcto del medicamento, regulado por observación médica. Entre los efectos secundarios del medicamento, puedes encontrar los siguientes:

  • Disminución del apetito.
  • Disminución del peso corporal.
  • Aislamiento social.
  • Problemas para conciliar el sueño.

Todos ellos se pueden combatir con un tratamiento que combine diversos factores, tales como:

  • Una correcta dosis del medicamento, distinta para cada paciente, asignada siempre por un profesional de la salud.
  • Comprensión familiar y social sobre el trastorno que el niño presenta.
  • Acompañamiento psicológico para explicar al niño cuáles son las causas y riesgos de la conducta que presenta, además de explicarle por qué motivo tiene que consumir medicamentos. El paciente tiene que entender cuál es el trastorno que sufre, su descripción, síntomas y consecuencias, pues, de esta manera, podrá entender mejor qué le sucede y desarrollar su personalidad de una manera sana e integral.

También te va a interesar: Los consejos que dan los padres con hijos con TDAH

¿Cuál es la probabilidad de éxito de los medicamentos con estimulantes para tratar el déficit de atención?

De acuerdo a los estudios recopilados por la Organización Healthy Children de Estados Unidos, avalada por la Academia de Pediatría Americana, el índice de éxito con esta clase de medicamentos es cerca del 80 %.

Es importante que sepas que este tipo de medicamentos son catalogados por la Administración para el Control de Drogas en Estados Unidos como estupefacientes de clase II.

  • Pueden desarrollar dependencia física en los usuarios.
  • El paciente puede tener un uso excesivo de los medicamentos y llegar al grado de adicción.

Sin embargo, un correcto uso de esta clase de sustancias puede ser, a la larga, más beneficioso que perjudicial para el paciente.

  • Todo medicamento tiene consecuencias a corto, medio o largo plazo. Lo importante es aprender a identificarlas, prevenirlas y tratarlas.
  • En el caso de los medicamentos con estimulantes, los hay que no conllevan un riesgo de adicción, por ejemplo, la atomoxetina y la guanafacina.

Como todo método, el uso de fármacos con estimulantes para tratar el TDAH tiene sus pros y sus contras. Es de gran ayuda que los padres del niño analicen, en compañía de un experto en salud, cuál es el mejor tratamiento para atender el trastorno de su hijo.

Lo que es indudable es que los medicamentos con estimulantes tienen un impacto favorable en los síntomas del paciente. Esto está comprobado mediante estudios médicos pertinentes. Lo ideal sería realizar una búsqueda personal sobre el tema y contrastar las notas con un médico para encontrar el mejor tratamiento para el paciente.

Aspectos terapéuticos y descriptivos del Autismo

El autismo es una condición muy particular que perdura toda la vida de quien la padece. Hay tantos autismos como personas, pues nunca se presenta de la misma manera. Su característica más visible es que afecta la capacidad de la persona para comunicarse. Oficialmente se conoce como Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Aspectos que debes saber al respecto

  1. No es una enfermedad. Las personas con TEA perciben el mundo de una manera particular. Son rutinarios porque evitan experimentar con lugares, rutinas y personas nuevas. Lo ven como una amenaza. Este trastorno puede detectarse de manera temprana para comenzarlo a atender. Es provocado por cuestiones genéticas. Mucho de esto viene más explicado en libros como Nacido en un día azul de Daniel Timmet, Pensar con imágenes de Temple Grandin y Una mente diferente: comprender a los niños con autismo y síndrome de Asperger de Peter Szatmari, por mencionar solo tres libros de una amplia bibliografía que se ha escrito al respecto.
  2. Generalmente, el TEA puede detectarse con más probabilidad desde los tres años de edad. En cuanto pueda identificarse esta condición en alguien, lo mejor es trabajar en mejorar sus habilidades de socialización, cognitivas y de comunicación, siempre con un respaldo de expertos en la materia, es decir, si se identifica, debe buscarse ayuda profesional.
  3. Los síntomas son que las personas con TEA no miran a los ojos, presentan atraso en el lenguaje o pierden el que ya adquirieron, no tienen sonrisa social, no responden a su nombre, no señalan para mostrar algo que quieren, no muestran interés por compartir y reaccionan de manera extraña e inesperada a estímulos sensoriales.
  4. Los autistas necesitan un apoyo constante. Los hay quienes no pueden comunicarse, o bien, los que presentan dificultad en cambiar de actividades y presentan déficit muy bajo de comunicación verbal y social, así como altos niveles de angustia.
  5. El Síndrome de Asperger es también un tipo de TAE. Quienes lo padecen no pueden interactuar socialmente, son obsesivos y tienen pocas expresiones faciales y un patrón del habla muy particular.
  6. De acuerdo con algunas cifras según la OMS, entre 160 niños en el mundo hay 1 caso de TAE. En Estados Unidos, por cada 68 niños 1 tiene TAE, y en México 1 de cada 115.

También te va a interesar: Persona autista. Conocimiento sobre el autismo aún en baja proporción

Terapias e intervenciones

Se expone a los niños a que tengan nuevos comportamientos y habilidades, también a que realicen acciones que estimulan el desarrollo de relaciones positivas en diversos entornos. Como su familiar, debes hacerlos sentir que son incluidos en todo momento y debes ayudarles a ejercitar actividades que impliquen su desarrollo sensomotriz.

Realizar ejercicios para mejorar la comunicación tanto verbal como no verbal de manera conjunta es una buena opción, lo mismo que ayudarles a ser independientes en sus hábitos cotidianos al comer, bañarse y vestirse. Se les debe ayudar también a realizar ejercicios que les faciliten procesar el alud de información sensorial que les rodea respecto a lo que escuchan, huelen y ven.

Cuidados

Cuando el niño con TAE ya va a la escuela, los padres deben conocer el plantel, deben verificar el tiempo de traslado, localizar los lugares de riesgo durante el traslado, optar que en los salones haya pocos alumnos y asegurarse de que en la escuela se hacen actividades artísticas y deportivas. Cuando son jóvenes y adultos, se les debe fomentar más el ser independientes y autosuficientes.

Los autistas podrán sobrellevar mejor su vida con un apoyo constante por parte de la familia. Si les brindas acompañamiento, logran trabajar y ser independientes sobre todo en puestos que no impliquen mucha interacción o que les permitan estar más concentrados en una acción rutinaria.

¿En qué casos se debe realizar una Electromiografía?

En el transcurso de nuestra vida hay situaciones que nos ponen nerviosos o tensos y no sabemos qué hacer en esos momentos, pero en muchos casos la presión es tanta que afecta a nuestra salud. En este artículo analizaremos un procedimiento que permite conocer el diagnóstico de la salud.

Evaluación corporal

Entre las muchas alternativas que existen, nos enfocaremos en la electromiografía, la cual se utiliza para determinar en qué estado se encuentran tus músculos junto con las células nerviosas. La finalidad con que se te hace es para ver si existe una disfunción nerviosa, es decir, detectar si tienes un problema nervioso en los músculos. Estas células son las encargadas de transmitirle a los músculos señales eléctricas que hacen que puedas contraerlos.

Cuando se realiza un EMG, como también se le conoce a este procedimiento, se introduce un dispositivo llamado electrodo de aguja en el músculo, para conocer la actividad eléctrica presente mediante señales gráficas, sonidos y números, los cuales son interpretados por especialistas de la salud.

Razones para realizártela

Todo depende de la sintomatología que presente el paciente en cuestión, y se hace para evitar trastornos nerviosos o musculares. Los síntomas se basan los que vas a ver ahora.

1. Hormigueo

Esta sensación también es conocida médicamente como parestesia y, por lo general, se produce en cualquier sector del sistema nervioso central y periférico por alguna patología.

De estas patologías, las más frecuentes suelen ser la migraña, la diabetes, hipotiroidismo, esclerosis múltiple, epilepsia, accidentes cerebrovasculares y la enfermedad de Raynaud, que es un trastorno poco común de los vasos sanguíneos y que afecta con frecuencia a las manos y los pies.

Otra patología es el muy conocido síndrome del túnel del carpo o carpiano, que se manifiesta por el hormigueo y entumecimiento en la mano y el brazo. Con frecuencia se da si haces mucho uso del mouse del computador, entre otras patologías asociadas.

También te va a interesar: ¿Qué es una electromiografía y su precio promedio en CDMX?

2. Dolor en las extremidades

No significa que todos los dolores que tengas en las extremidades necesiten de este procedimiento, pero sí los que estén relacionados con trastornos musculares como la distrofia muscular o polimiositis, que es una clase de enfermedad que se da en el músculo de forma crónica.

3. Debilidad muscular

Esta debilidad se puede dar por alguna lesión del nervio, debida a que realizaste un mal movimiento o, también, esta debilidad podría deberse a un trastorno del sistema nervioso como lo son las enfermedades musculares. Es allí donde este examen entra a identificar el porqué de tu debilidad muscular.

4. Dolores musculares

Es normal que después de algún ejercicio sientas dolor o cansancio en los músculos, pero en estos casos es algo que se alivia a los pocos días. Si este dolor persiste o, peor aún, va acompañado de sensibilidad o calambres anormales, es ahí cuando debes realizarte de manera oportuna el examen EMG.

5. Entumecimiento

Un entumecimiento se puede presentar por diferentes situaciones cotidianas en cualquier momento. Pero cuando los entumecimientos se presentan con frecuencia o se dan por un tiempo largo, ahí es donde debes preocuparte y pensar en hacerte esta prueba.

Este entumecimiento puede aparecer en las piernas, donde con frecuencia suele darse, o también en los brazos. Esta prueba te permite verificar que los nervios raquídeos estén funcionando correctamente.

Estos son algunos de los casos donde se hace necesario que te realices esta prueba, para así descartar posibles enfermedades de los músculos. Así que, si tienes algunos de estos síntomas, no dudes en visitar a tu médico y él con gusto te guiará en el proceso que debes seguir.

Características de pacientes con esquizofrenia y con quién acudir

La esquizofrenia es una enfermedad compleja, realizar un diagnóstico es una tarea titánica. Hay distintos tipos de dicha enfermedad, por eso es muy importante que acudas con un especialista para obtener la información y el tratamiento adecuados.

Tipos

  1. Paranoide. Es la más frecuente, los pacientes tienen alucinaciones auditivas e ideas delirantes.
  2. Desorganizada o hebefrénica. Se caracteriza por el comportamiento desinhibido e inadecuado al contexto en el que se encuentra. Su lenguaje es incoherente y desorganizado. Aparece en pacientes a edad temprana.
  3. Catatónica. El paciente no se mueve ni tiene expresiones. Puede permanecer inmóvil durante mucho tiempo o realizando movimientos repetitivos sin descanso durante largas horas o semanas completas. Esto es debido al alud de ideas que le aquejan.
  4. Indiferenciada. Puede presentar síntomas de todos los otros tipos.
  5. Residual. Se le conoce al estado que alcanzan los pacientes que sufrieron una crisis de manera severa. Como el nombre lo indica, se trata de un cuadro patológico de síntomas residuales que no se han logrado desaparecer bajo tratamiento.

Síntomas que reflejan la ausencia de conductas habituales

  • Ideas delirantes. Los equizofrénicos persisten en tener deseos o creencias falsas, constantes, aún cuando se les demuestra la falsedad de esos delirios.
  • Alucinaciones. Tienen origen en el cerebro y pueden ser visuales o auditivas. Para los esquizofrénicos es difícil distinguir entre estas alucinaciones y la realidad.
  • Autopercepción trastornada. El paciente se percibe de manera diferente a lo que es, en él el límite de lo que le rodea y sí mismo es borroso.
  • Pensamiento trastornado. Su pensamiento lógico y su lenguaje se deterioran.

Síntomas negativos o experiencias anormales que experimenta el paciente

  • Emociones trastornadas: La incapacidad para sentir emociones se pierde. En su lugar, aparecen el mal humor, la desconfianza en sí mismo y la depresión.
  • Pérdida de energía. A los pacientes no les interesa lo que les rodea, no llevan una vida normal y no pueden cumplir con ninguna obligación.
  • Aislamiento social. El paciente comienza a reducir el contacto con las personas.
  • Daños cognitivos: El paciente pierde la capacidad para concentrarse en alguna tarea, reflexión o actividad. No pueden asociar ni ideas, ni conceptos.

¿Qué la causa?

Los motivos puedes ser diversos, pero también hay muchos mitos al respecto. No está demostrado, por ejemplo, que la enfermedad sea causada por ingerir drogas, aunque sí aumentan las posibilidades de padecerla. En ocasiones, los motivos son genéticos, o bien, otra causa son las enfermedades víricas como el ébola o el VIH SIDA.

¿Cómo convivir con un paciente esquizofrénico?

Lo único que pueden hacer los familiares o amigos es acudir con expertos que den seguimiento al paciente y darle todo el apoyo posible. Con este seguimiento por parte de profesionales, se pueden sobrellevar los periodos psicóticos del paciente, que lo hacen hipersensible a las palabras y acciones de la gente a su alrededor y trata de defenderse en ocasiones de una manera violenta.

También te va a interesar: ¿Qué tipo de enfermedades trata el neurólogo?

Al no tener la asesoría adecuada por parte de expertos, las personas pueden agredir al paciente que pasa por un momento psicótico y provocar situaciones lamentables para el paciente y sus seres queridos.

Si, por el contrario, el paciente que es atendido por expertos, apoyados en los familiares, logra reconocer su enfermedad, puede mantener la motivación suficiente para acudir con el especialista a ser revisado. También puede llevar una vida sana y realizar actividades recreativas positivas para su estado, así como tomar la medicación dictada por su psiquiatra.

No se cura

No existe algún medicamento o tratamiento que cure esta enfermedad. Sin embargo, con atención profesional, el paciente puede sobrellevar cierta calidad de vida y anular los síntomas negativos y positivos casi en su totalidad. Incluso podrá mantenerse en ese estado por muchos años.

5 Tipos comunes de epilepsia y síndromes epilépticos que debes conocer

La epilepsia, una enfermedad que ha causado gran curiosidad desde tiempos remotos por sus bizarros síntomas, y que ha recibido múltiples denominaciones a lo largo de los siglos, continúa siendo una afección incomprendida. Hay varias clases de epilepsia y, afortunadamente, el avance científico ha logrado desarrollar desde medicamentos hasta cirugías para su tratamiento.

Debes saber que existe el documento técnico oficial del cuerpo médico alrededor del mundo. El CIE-10 (Clasificación internacional de enfermedades, 10.ª edición) corresponde a su décima versión. En inglés, se conoce como ICD, siglas de International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems. Allí se encuentran clasificadas y codificadas todas las enfermedades conocidas y, entre ellas, las epilepsias se han clasificado en más de 20 clases diferentes.

A continuación, verás cinco importantes tipos de epilepsias, las cuales se presentan con mayor frecuencia que otras en el entorno clínico.

1. Epilepsia generalizada con crisis tónico-clónicas

Abordaremos en primer lugar la epilepsia típica, claramente conocida por la mayoría de las personas. En la antigüedad era denominada el “gran mal” y llegó a pensarse en que era algún elemento sobrenatural el que influía en el afectado, produciéndole convulsiones y movimientos anormales. El término tónico-clónicas hace referencia a las alteraciones en el tono muscular, que producen primero rigidez y luego los movimientos de flexión y extensión rápidas.

2. Epilepsia con crisis de ausencias

En este tipo de epilepsia se detiene bruscamente el movimiento, es decir, toda actividad motora del afectado, quien queda con la mirada fija e inexpresiva durante un corto tiempo, en el cual no tiene convulsiones como en el tipo anteriormente mencionado. No obstante, sí se da una pérdida de la consciencia o “desconexión del medio” y, a veces, se acompaña de movimientos repetitivos de las manos, pérdida de control de los esfínteres, etc.

En la epilepsia con crisis de ausencias, a veces solo se produce el síntoma de la mirada fija, que suele llegar a confundirse con un periodo de inatención, hasta que ya llega a ser tan frecuente que se consulta al médico.

También te va a interesar: ¿Sabías que la epilepsia viene acompañada de depresión? Descubre su tratamiento

3. Epilepsia rolándica benigna

Se clasifica como una epilepsia benigna, más frecuente entre los 3 y los 13 años, y representa alrededor del 15 % de las epilepsias en los niños. Las crisis afectan a un lado de la cara, la lengua, y dificultan tragar la saliva y hablar. La mayoría de las crisis se presentan de noche, pero un 20 % de los casos pueden presentarse de día.

En algunas epilepsias, incluida la epilepsia rolándica benigna, pueden detectarse también ciertos problemas de aprendizaje en la escuela, pero, afortunadamente, mejoran con la adolescencia.

Te destacamos que es una de las epilepsias con un importante componente genético, ya que cerca de un 40 % de los casos tienen antecedentes familiares.

4. Epilepsia del lóbulo temporal

Dentro de la clasificación general de las crisis epilépticas, tienes dos grandes tipos; las crisis epilépticas generalizadas primarias y las crisis focales (o parciales). La epilepsia del lóbulo temporal es la epilepsia focal más frecuente. Anatómicamente se origina en la región temporal del cerebro y sus síntomas son muy variados. Van desde la sensación de molestia epigástrica, temor, problemas de memoria y despersonalización (sientes que estás en el cuerpo de otra persona) hasta movimientos anormales. Tiene buena respuesta al tratamiento quirúrgico.

5. Crisis epilépticas atónicas

Pierdes la fuerza de un momento a otro, con un alto riesgo de caídas graves. Inician en la niñez. Las crisis duran pocos segundos.

En cuanto a la epilepsia tratamiento y pronóstico, se han logrado muchos avances. Tanto a nivel de medicación como a nivel quirúrgico, los pacientes actualmente cuentan con un arsenal muy amplio para frenar el avance de la enfermedad y tener una vida normal.

10 consejos de padres con hijos con TDAH que necesitas conocer

Niños con problemas de conducta como dificultad para concentrarse o manifestación de excesiva energía pueden preocupar a los padres y llevarlos a buscar una solución ante especialistas. Si notas irregularidades en la conducta de tu hijo, consulta a un médico general para que te remita a un grupo de expertos con la finalidad de dar con un diagnóstico correcto.

También te va a interesar: ¿A qué edad se comienzan a manifestar síntomas relevantes al TDAH y cómo identificarlos?​

Recomendaciones

Es importante que entiendas el proceso llevado a cabo a partir de esta condición y despejes tus dudas cuando sigas estas 10 recomendaciones para ofrecerle una mejor calidad de vida a tu ser querido. Te indicamos específicamente los consejos a tomar en cuenta dentro del tratamiento para el déficit de atención:

  1. Demuéstrale compresión si no entiende alguna orden o es olvidadizo a causa de su trastorno, ellos no piensan en las consecuencias que pueden desencadenar. Entiende su problema y ponte a su lado como un apoyo.
  2. Tu hijo no es consciente de los malos actos, tampoco de su indiferencia ante los problemas. Evita el regaño, dale herramientas y orientación positiva como llamar a un amigo para que estudien juntos con la finalidad de que se enfoque en la tarea y solucione el problema.
  3. Establece normas y límites con claridad, además de compresión, con la finalidad de modificar positivamente su conducta. Esto se recomienda debido al déficit de atención e impulsabilidad que sufren estos niños.
  4. Planifica estrategias para modificar su conducta de forma positiva, preparándolo para la adultez. Compénsalo cuando realice una buena labor, deja que sufra las consecuencias cuando cometa un mal acto. Aparte, ayúdalo a establecer una rutina con hábitos y horarios para que pueda desarrollar el auto control. De esa manera, el niño cumplirá sus tareas escolares, aumentará el rendimiento en su escuela y eso le proporcionará autoestima. Sé constante con la finalidad de evitar cambios drásticos. Depende de su edad, puedes asignarle deberes del hogar como limpiar con un trapo la mesa de su cuarto.
  5. Reduce el tiempo que ve televisión, utiliza videojuegos y otras distracciones que evitan el desarrollo integral del niño. Dale motivación para realizar sus deberes escolares, del hogar y para socializar con sus amigos en un ambiente donde obtenga beneficios.
  6. Afirma las órdenes dadas, no lo hagas en forma de pregunta porque pensará que tiene más opciones que escoger.
  7. Dile las instrucciones paso a paso y especificadas. Déjalo que realice cada tarea por separado, como por ejemplo: llama a tu hermana… agarra un pan… y así sucesivamente.
  8. Realiza carteles con dibujos que le ayuden a recordar las tareas a realizar. También es aconsejable que, cuando le hables, hagas señas con las manos aparte de contacto visual.
  9. Sigue las indicaciones médicas. Dependiendo del caso de tu hijo, el especialista le remitirá tratamiento farmacológico (o no). De esa manera va a tener un mejor rendimiento escolar, mayor concentración y otros beneficios que, en conjunto con otras terapias, las cuales asigna el equipo de especialistas, tendrá una mejor calidad de vida.
  10. Un psicólogo puede abordar el problema de tu hijo aplicando técnicas con psicoterapia cognitivo conductual aprobadas científicamente, reforzando su autoestima y habilidades, y conociendo su condición.

Es fundamental que mantengas el equilibrio en cuanto a la dedicación e inversión de cada hijo, teniendo en cuenta la individualidad de cada uno en caso de que sean varios. También mantén la motivación, ya que, junto con el desarrollo de la personalidad, van a lograr la consecución de sus objetivos.

Tomando en consideración todos los aspectos de la TDAH y creando un ambiente acorde a la necesidad del niño, puede tener una vida normal de adulto pudiendo desenvolverse en el trabajo y en su vida personal.

Los dos trastornos del sueño más comunes en adolescentes y cómo tratarlos

El sueño es un estado biológico que debemos repetir cíclicamente, idealmente por la noche. Esto es de gran importancia para los adolescentes, ya que los trastornos del sueño influyen en su conducta, rendimiento escolar y crecimiento. A continuación te hablaremos de los dos más frecuentes y de cómo ponerles remedio gracias a un estudio del sueño.

1. El insomnio

Según la Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño (ICSD-2), los criterios diagnósticos para determinar si existe insomnio son los siguientes.

  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Frecuentes despertares nocturnos o despertares matutinos antes de la hora deseada.
  • Sueño en horas o circunstancias indeseadas.
  • Sensación al despertar de que el sueño no ha sido reparador.

Además, existe una serie de consecuencias diurnas que indican que hay insomnio:

  • Fatiga.
  • Pérdida de memoria o atención.
  • Somnolencia diurna.
  • Irritabilidad.
  • Trastornos del ánimo.
  • Falta de motivación o energía.
  • Tendencia a los errores en los estudios.
  • Tensión.
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas digestivos.

Tratamiento del insomnio en adolescentes

  • Mantener una higiene del sueño: acostarse y levantarse aproximadamente a la misma hora todos los días.
  • Realizar actividades relajantes unos 20-30 minutos antes de dormir. Según la persona, puede ser adecuado leer, tomar una ducha caliente, escuchar música, etc.
  • Tener unas condiciones adecuadas de temperatura, ventilación, luz, ruidos, etc. para dormir.
  • No tomar comidas copiosas antes de dormir.
  • Evitar la siesta o realizar siestas de menos de 15 minutos.
  • No consumir alcohol, cafeína y tabaco.
  • Evitar actividades estresantes o estimulantes antes de acostarse.
  • Evitar el uso de pantallas con luz azul antes de dormir, como la televisión, ordenador, móvil o videojuegos.
  • Hacer ejercicio físico durante el día, pero no las horas previas a acostarse.
  • Pasar algún tiempo al aire libre todos los días.

También te va a interesar: Estudio del sueño. Relación entre el dormir bien con la actividad cerebral

 

2. Síndrome del retraso de fase

Es una alteración del ritmo circadiano que consiste en insomnio a la hora de acostarse y dificultad para despertarse por la mañana. Se da sobre todo entre los 10 y los 20 años de edad. Entre sus síntomas están los siguientes.

– Existen más de dos horas de diferencia con el horario aceptado socialmente.

– El sueño tiene la calidad correcta y pueden mantenerlo, solo existe este retraso.

– Si se le deja dormir (por ejemplo, los fines de semana) libremente, se encuentra bien.

– El hecho de deber levantarse antes de haber finalizado todas las fases del sueño ocasiona fatiga diurna, falta de concentración, irritabilidad, falta de rendimiento escolar y déficit de atención.

– El adolescente puede parecer “vago y desmotivado”.

Tratamiento del síndrome del retraso de fase

La causa de este insomnio es desconocida, pero puede ser genética o depender del ritmo circadiano propio de cada persona. Se recomienda:

Mantener una higiene del sueño. Procurar levantarse y acostarse siempre a la misma hora y que sea similar a la del horario escolar.

– Evitar las siestas.

– No llevar a cabo actividades estimulantes y con luz poco antes de acostarse, como utilizar el ordenador, móvil o jugar a videojuegos.

– Aumentar la exposición a la luz por la mañana.

Si aun siguiendo estos consejos con constancia no se soluciona el problema, ha de consultarse a un médico. Puedes acudir a tu médico de familia quien, si es necesario, te remitirá a un especialista.

En muchos casos, es difícil averiguar las causas, por lo que un estudio del sueño o polisomnografía será de gran ayuda para el diagnóstico. Se trata de un estudio del paciente que revela la actividad del cerebro, el corazón, la actividad muscular, la respiración y los niveles de azúcar en sangre.

En conclusión, para tratar los trastornos del sueño en adolescentes, así como en personas de otra edad, es clave conocer las causas y así evitar un tratamiento erróneo que pueda agravar el problema o afectar en otras áreas de la vida.

Síndrome de apnea obstructiva del sueño en población adulta, características

Durante el sueño, los músculos del cuerpo entran en relajación y mantienen la garganta abierta para que el aire fluya a los pulmones. Si tienes la garganta estrecha o padeces alguna enfermedad que dificulte ese proceso, sufres de la llamada apnea del sueño.

¿Cuáles son las causas probables?

Cuando el cerebro manda la señal a los músculos de la garganta, se contraen en el área superior, llamada laringe, impidiendo tu respiración momentáneamente, provocando la disminución de oxígeno en la sangre y, por ende, pausas que te dificultan la respiración. Estas duran más de diez segundos; además, tus familiares o pareja pueden captar la emisión de un ronquido.

Los motivos que producen esta condición:

  • Un maxilar inferior que es corto en comparación con el maxilar superior.
  • Irregularidades en el paladar.
  • Base de la lengua grande.
  • Obesidad.
  • Adenoides y amígdalas grandes.

Los hombres tienen más probabilidades de sufrir esta afección que las mujeres. La Dra. Reena Mehra, especialista en problemas del sueño dice: “Por ejemplo, las mujeres posmenopáusicas tienen mayores probabilidades en comparación con las mujeres premenopáusicas”.

¿Cómo identificar la enfermedad y cuáles son los síntomas?

La apnea no tratada por un especialista provoca los siguientes síntomas generales:

  • Cansancio al despertarte.
  • Somnolencia durante el día.
  • Dolores de cabeza generales.
  • Puede desembocar en depresión, irritabilidad, disminución de la capacidad de concentración y baja autoestima. Por ende, tienes más riesgos de sufrir accidentes laborales y automovilísticos.

Hay un patrón nocturno que caracteriza este síndrome, el cual se estructura en las siguientes fases:

  • Realizas un ronquido.
  • Le sigue un silencio, que es cuando cesa tu respiración.
  • Emites un resoplido para reiniciar la respiración.

Si no tratas tu enfermedad a tiempo, se incrementa la posibilidad de cardiopatía isquémica severa como los infartos, hipertensión arterial y angina de pecho, además de accidentes cerebrovasculares. Si te descuidas, puede provocarte la muerte.

¿Cómo te diagnostican?

El doctor especializado en estos casos te recomendará una polisomnografía, la cual consiste en pasar una noche en una clínica del sueño para evaluar el flujo de tu respiración, el nivel de oxígeno en la sangre, la funcionalidad de tu corazón y la calidad del sueño.

 

¿Cuál es el tratamiento que debes seguir?

En caso de que sufras de obesidad, es recomendable que bajes de peso con la finalidad de eliminar la grasa en manos de un nutricionista. También es aconsejable dormir bocarriba y evitar la ingesta de alcohol, los cigarrillos y somníferos.

Si presentas anomalías en las vías nasales, un otorrinolaringólogo te recomendará una corrección del tabique nasal o una resección del paladar blando llamada uvulofaringopalatoplastia. También la creación de un abertura en la tráquea o la extirpación de las adenoides permitirá el paso del aire por la garganta. El médico está autorizado para realizarte varias cirugías a la vez, si las circunstancias lo ameritan. El porcentaje de pacientes con probabilidades de éxito es de 30 % a 50 %, y aumenta cuando el paciente es delgado.

Para corregir tu mordida, puedes optar por aparatos dentales que te colocas en la noche para aumentar la abertura de tu paladar.

Otro tratamiento para aliviar tus síntomas es la presión positiva por aire. Permite que las vías respiratorias (nasales o buconasales) funcionen con normalidad. Es realizada con un aparato conectado entre un compresor de aire y una máscara. Este procedimiento no garantiza la cura pero alivia tus síntomas. Es recomendable si estás perdiendo peso. Al igual que los aparatos dentales, se pone en práctica durante el sueño de la noche.

Por último, recuerda: la persona que duerma contigo y tú tenéis que estar pendientes si emites algún síntoma (el más notable es el ronquido), para que acudas a un especialista cuanto antes.

También te va a interesar: ¿Cómo afecta la apnea del sueño en el rendimiento académico de tu hijo

Menú
Servicios