¿Qué ocurre con los adultos que padecen apnea obstructiva del sueño?

28 Nov, 2019

¿Qué ocurre con los adultos que padecen apnea obstructiva del sueño?

Qué ocurre con los adultos que padecen apnea obstructiva del sueño

¿Eres de las personas que roncan mientras duermen? ¿O son tu pareja o tus padres quienes lo hacen? Si la persona que ronca mientras duerme es adulto mayor, debes tomar precauciones. En lugar de molestarte con quien no te deja dormir con sus ronquidos, infórmate correctamente sobre la apnea del sueño.

 

Es normal que en la edad adulta ronquemos mientras dormimos. Existen estudios clínicos que demuestran que los hombres roncan tres veces más que las mujeres. Esto puede ser a consecuencia de la obesidad, tener una lengua larga que por las noches bloquee total o parcialmente la garganta o un maxilar inferior más pequeño que el maxilar superior. A este bloqueo temporal se le conoce como apnea obstructiva del sueño.

 

Una vez que la garganta se bloquea por unos pocos segundos, aproximadamente 10, el organismo de la persona responde con desesperación de tal manera que se despierta y cambia su postura a fin de facilitar su respiración. En consecuencia, puede costar trabajo volver a conciliar el sueño.

 

Pero, en el caso de las personas mayores de 65 años, debes extremar precauciones si tienen el hábito de roncar mientras duermen. Las consecuencias van más allá de la somnolencia.

 

 

 

También te va a interesar: “Estudio del sueño. Relación entre el dormir bien con la actividad cerebral”.

 

 

 

Consecuencias causadas por la apnea obstructiva del sueño

 

1. Problemas cardiacos. El adulto envejecido que noche tras noche suspende su sueño por culpa de obstrucciones respiratorias tiene altas probabilidades de sufrir un infarto. Cuando los pulmones se quedan sin oxígeno, la presión arterial incrementa para buscar desesperadamente el reabastecimiento de este gas vital. Si el proceso se repite continuamente, se ven afectadas las funciones del corazón.

 

2. Somnolencia. Un adulto mayor con apnea obstructiva del sueño puede repetir una y otra vez estos bloqueos en su respiración, por lo que en el día tiene sueño por no haber logrado un descanso continuo durante la noche. Al no tener un sueño suficientemente reparador, la persona presenta deficiencias en sus niveles de vitaminas y de oxigenación en su organismo, lo que incrementa las posibilidades de padecer anemia. Si tú tienes este problema y también padeces diabetes, tu sistema inmunitario se debilitará todavía más.

 

3. Demencia. Si tienes esta apnea y estás envejecido, con el transcurso del tiempo, al no dormir bien durante las noches, las funciones de tu cerebro se irán deteriorando, las conexiones neuronales se debilitarán y tienes altas probabilidades de padecer demencia. La demencia es precedida por la pérdida del control emocional (Organización Mundial de la Salud, 2019). Puede iniciar este proceso con olvidar cosas tan básicas como el lugar donde pusiste tus lentes o tus llaves, hasta no poder reconocer a las personas que más quieres.

 

 

 

Consecuencias causadas por la apnea obstructiva del sueño

 

 

 

Recomendaciones finales

 

Si tienes un familiar envejecido que padezca obstrucciones respiratorias mientras duerme, no pienses que se debe a un mal hábito personal o a que se trata de una persona desconsiderada. Si eres tú quien presenta este problema, atiende a lo siguiente:

 

  • 1- Disminuye tu consumo de alcohol o tabaco. Procura dormir de lado y no boca arriba a fin de disminuir las obstrucciones de la garganta.
  • 2- No caigas en el error de recetarte tú mismo medicamentos para dormir más. No se trata de un simple problema respiratorio o un desajuste pasajero del sueño. Es importante acudir con un especialista en salud cerebral y del sistema nervioso para que determine las causas de las obstrucciones respiratorias y establezca un tratamiento adecuado. Una polisomnografía es un estudio que te aplicará el especialista para conocer tus hábitos de sueño.

 

La vejez es una etapa que debe disfrutarse, incluso durante el sueño. Cuida de tus padres envejecidos y cuídate a ti mismo si ya estás por encima de los 65 años. Acude con un especialista en salud neurológica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menú
Servicios