¿En qué casos debemos visitar al neuropediatra?

¿En qué casos debemos visitar al neuropediatra?

¿En qué casos debemos visitar al neuropediatra?

Un Neurólogo pediatra o Neuropediatra es un pediatra especialista en tratar las patologías del sistema nervioso de recién nacidos, lactantes, niños y adolescentes. A diferencia del especialista en neurología de adulto, el neuropediatra presta atención especial al neurodesarrollo y las implicaciones que causan en éste las enfermedades, sean neurológicas o no.

La mayoría de padres no conocen lo que es un neurólogo infantil, estando éste especializado para diagnosticar y tratar el déficit de atención, la hiperactividad y el autismo, entre otros.

Dicho lo anterior, veamos en qué casos es necesario llevar a nuestros niños al Neuropediatra.

 

Debemos visitar al neuropedriatra ante preocupaciones, tales como:

 

  • Sospecha de trastorno de déficit de atención o hiperactividad.
  • Retrasos en el desarrollo global y motor.
  • Trastorno del lenguaje.
  • Crisis epilépticas (ausencias y convulsiones) incluso si no presenta fiebre.
  • Sospecha de retraso o discapacidad intelectual.
  • Trastornos de aprendizaje como la dislexia.
  • Dolores frecuentes de cabeza.
  • Si se sospecha autismo de bajo o alto rendimiento.
  • Sospecha de malformación cerebral.
  • Cualquier otro síntoma que nos lleve a sospechar que el sistema nervioso puede estar involucrado.

 

Veamos ahora, las cuatro cosas importantes que debemos saber sobre un neuropedriatra:

  1. Un neuropediatra es un pediatra especializado en neurología.
  2. Después de terminar la especialidad en pediatría, deben especializarse en neurología de niños.
  3. También existen neurólogos de adultos que se especializan en neuropediatría.
  4. El punto más importante en el trabajo de un neuropediatra es la comunicación con los padres.

 

¿Cuáles son los problemas más comunes que trata un Neurólogo Infantil?

 

  1. Problemas de aprendizaje: Son muchas las causas que interfieren en el aprendizaje que pueden ser ocasionadas no solamente por problemas emocionales sino cognitivos y sensoriales. A continuación, veremos los más comunes:
  • Déficit de atención: Este es uno de los principales causantes de los problemas de aprendizaje, es difícil de detectar y en muchos casos pasa desapercibido.
  • Dislexia: Esta es la principal causa de los problemas de lectura o escritura, llevando a una gran dificultad de aprendizaje en los primeros años.
  • Altas capacidades: No generan problemas necesariamente, pero es importante detectarlas, ya que son fáciles de confundir con otros trastornos.
  1. Problemas de conducta: Es importante tener clara la diferencia entre una mala conducta y un trastorno de conducta, ya que la mayoría de veces los problemas de conducta no son voluntarios, entre estos encontramos:
  • La hiperactividad: Muchos niños con este problema son castigados sin causas justas, ya que la hiperactividad sucede de manera involuntaria y si no es detectada puede ocasionar problemas más graves que se adaptan al desarrollo de cada una de las etapas de crecimiento.
  • Trastornos de conducta: El más frecuente es el trastorno negativista desafiante, se trata de un grave problema para controlar la impulsividad, se presenta en poca tolerancia a las frustraciones y puede desencadenar en comportamientos agresivos.
  1. Retrasos y trastornos del desarrollo: Es importante diferenciarlos entre los siguientes.
  • Retrasos del desarrollo: El niño cumple con los propósitos normales del desarrollo, pero de manera más lenta, la atención a tiempo es suficiente para solucionarlo y se presenta sobre todo en el retraso del lenguaje.
  • Trastornos del desarrollo: En este caso son problemas de desarrollo que dificultan gravemente la evolución, pueden ir desde algunos leves hasta autismo, la causa suele ser de origen genético.

 

Te puede interesar: Aspectos relevantes a la hora de hablar del TDAH

 

Para finalizar, no olvides que la detección temprana es la piedra angular de todos los trastornos o enfermedades infantiles, si sospechas de algún comportamiento anormal o extraño en tu niño, no dudes en llevarlo con un especialista que revise, diagnostique y trate cualquier obstáculo en el normal desarrollo del pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
Servicios