Parálisis facial: síntomas y tratamientos

23 Jul, 2019

Parálisis facial: síntomas y tratamientos

Parálisis facial: síntomas y tratamientos

La parálisis facial es la pérdida, ya sea total o parcial, del movimiento muscular de un lado del rostro, y los causantes de la misma suelen ser fallos en el nervio facial. Los síntomas de la parálisis facial son los movimientos involuntarios de diversos nervios y funciones del rostro, tales como la imposibilidad de levantar la ceja, sonreír y cerrar un ojo, así como diversas alteraciones del habla.

 

Existen diversas soluciones para tratarla, por o que te enumeramos algunos de los tratamientos más comunes y otros tantos síntomas a considerar.

 

Causas de la parálisis

 

A pesar de que las causas de la parálisis aún no están del todo claras, en muchas ocasiones se relacionan con la constante exposición a infecciones virales como estas.

 

  • Herpes genital y aftas.
  • Varicela o mejor conocida como herpes zóster.
  • Rubéola.
  • Gripe o influenza tipo B.
  • Paperas.
  • Infecciones relacionadas con citomegalovirus.
  • Malformaciones cerebrovasculares.
  • Tumores.
  • Infartos.
  • La yatrogenia o accidente quirúrgico.
  • Síndrome de Moebius.

Síntomas de la parálisis facial

Síntomas de la parálisis facialLa parálisis se asocia a una serie de síntomas, desde que inicia, hasta que se consolida. Comienza por un cuadro catarral o dolor molesto en la región facial. Suele establecerse en pocas horas, y es posible que empeore durante las siguientes 24 a 48 horas.

 

Posteriormente, se produce una asimetría causada por la falta de movimiento en un lado de la cara, imposibilitando así la sonrisa y el habla; además de la incapacidad para cerrar el ojo o mover las cejas. Sin mencionar las severas alteraciones en la respiración nasal, caída de la saliva y la acumulación involuntaria de alimentos en la parte posterior de la boca.

 

También te va a interesar: Conoce los efectos secundarios de la parálisis facial.

 

Tratamientos posibles

La parálisis facial suele tener una exitosa recuperación. Existen diversos tratamientos a seguir, que se dividen principalmente en dos.

Tratamiento con medicamentos

 

El médico puede hacer uso de corticosteroides como la prednisona, un poderoso agente antiinflamatorio que reduce la hinchazón de los nervios faciales. Medicamentos antivirales, los cuales son beneficiosos para combatir la parálisis en algunos casos específicos. También se hace uso de la valaciclovir, la cual, en combinación con la prednisona, puede ser de gran ayuda cuando la parálisis es grave.

 

Tratamiento quirúrgico

 

En caso de que el tratamiento farmacológico no haya dado los resultados esperados, se pueden realizar algunas técnicas de reconstrucción para contrarrestar las secuelas producidas por esta afección.

 

Las dos técnicas de reconstrucción que existen, son las siguientes.

 

Estáticas. Esta técnica mejora considerablemente la apariencia física del paciente, ayudándole a cerrar y abrir correctamente el ojo. Para la técnica estática se implanta una pequeña pesa de oro en el párpado dañado para que pueda cerrarse por efecto de la gravedad. Con relación a la suspensión de tejidos, el médico eleva las partes del rostro que cuelgan mediante el uso de tendones, esto con la finalidad de que tenga una apariencia lo más natural posible.

 

Dinámicas. Esta técnica está orientada a conseguir que el paciente recupere la movilidad del rostro, para que pueda hablar y sonreír sin dificultad alguna. El médico, basado en las circunstancias particulares del paciente (causas de la parálisis, enfermedades asociadas a ella, edad, etc.) determinará la técnica más conveniente para él.

 

La fisioterapia

 

Tras la crisis ante una parálisis facial, los músculos del rostro pueden acortarse, lo que produciría contracturas persistentes incluso a lo largo del tiempo. Antes de que se presente esta situación se requiere la ayuda de un fisioterapeuta, el cual ayudará a ejercitar y masajear los músculos de la cara y prevenir que esto pueda suceder.

 

En la mayoría de los casos, la parálisis se mejora considerablemente después del tratamiento adecuado. Los síntomas de este problema comienzan a ceder tras algunas semanas y después de seis meses es posible una recuperación total de los síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menú
Servicios