5 malos hábitos que causan ansiedad y su tratamiento

15 Ago, 2020

5 malos hábitos que causan ansiedad y su tratamiento

Malos hábitos que causan ansiedad

La llegada de la cuarentena a raíz de la pandemia y la posterior instauración de la “nueva normalidad” han venido a cambiar nuestros hábitos o rutinas diarias. Específicamente, estamos proclives a desarrollar hábitos que pueden afectar nuestra salud, particularmente, nuestro bienestar mental.

Por tanto, consideramos conveniente que conozcas el binomio ansiedad y tratamiento y, para ello, te compartiremos algunas de las posibles situaciones que te pueden estar causando síntomas de ansiedad y su posible prevención.

 

Hábitos más comunes en la nueva normalidad causantes de ansiedad y depresión

1. Reducción de la actividad física

La nueva normalidad implica un regreso paulatino a las actividades, por lo cual vemos limitada nuestra actividad física y, con ello, disminuyen los niveles de endorfinas en el cuerpo que nos ayudan a reducir la ansiedad.

Sin embargo, podemos ejercitarnos dentro de casa y así seguir produciendo dichas hormonas que colaboran a nuestro bienestar emocional. Practica yoga, baila o levanta pesas; para estas actividades no se requiere de gran espacio.

 

2. Disminución del contacto social

Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza, por tanto, es de esperar que, si permanecemos aislados unos de otros por largos períodos de tiempo, nuestra salud mental esté en riesgo.

Démosle buen uso a las redes sociales y usémoslas para verdaderamente comunicarnos con nuestros seres queridos. Compartamos nuestros pensamientos y emociones, platicárselos a alguien más es de gran ayuda; hagámoslo con frecuencia y espontaneidad.

 

3. Manejo inadecuado del tiempo

El confinamiento en casa y, con ello, el traslado al hogar de las actividades que usualmente hacíamos en el exterior nos han traído como consecuencia un desajuste en nuestra rutina diaria.

Antes contábamos con horarios establecidos para asistir a clases o a nuestro centro de trabajo y, por tanto, también nuestras actividades estaban planeadas durante el día. Ahora, al permanecer todo el día en casa, podemos tener dificultades para organizarnos y corremos el riesgo de procrastinar o, por el contrario, mantenernos absortos en nuestros pendientes y descuidar nuestros horarios de comida y de sueño.

 

También te va a interesar: 5 consecuencias de la apnea del sueño

 

El manejo inadecuado del tiempo puede producirnos situaciones de estrés que a la larga son generadores de ansiedad y hasta depresión. Entonces, lo mejor para tu salud será tomar cartas en el asunto. Te recomendamos establecer un cronograma de actividades y que procures cumplirlo al pie de la letra para que puedas asignarle un tiempo adecuado a cada una de tus tareas.

 

4. Preocupación excesiva por la salud

El miedo a contraer el coronavirus y enfermarnos mina nuestra calidad de vida; pues el extremar las precauciones y llenar nuestra mente con pensamientos obsesivos respecto a la salud propia y la de los nuestros nos invalida para continuar con nuestra vida normal. Lo mejor será recurrir a técnicas de relajación y a la meditación para controlar la ansiedad.

5. Sobrecarga de información

Actualmente, los medios de comunicación se han encargado de dar una amplia cobertura a la covid-19. Datos acerca de la propagación del virus como la cifra de contagiados y el número de muertos en el mundo son frecuentemente mencionadas en la radio y la televisión, o bien, noticias relacionadas plagan las portadas de los diarios nacionales e internacionales.

Si bien estar informados es necesario para tomar medidas de precaución, el estar constantemente pendientes de los últimos acontecimientos puede ocasionar que nuestra mente se encuentre en un estado de alerta continuo, el cual es uno de los principales síntomas de ansiedad. Por eso, te aconsejamos que reduzcas el tiempo que pasas en las redes sociales y te informes solo en fuentes confiables.

Intenta deshacerte de estos malos hábitos y recuerda acudir con un especialista si presentas síntomas de ansiedad o depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menú
Servicios