Conoce los tipos de crisis epilépticas

24 Abr, 2019

Conoce los tipos de crisis epilépticas

¿Qué es una crisis de ansiedad?

La epilepsia o epilepsias, son un trastorno neurológico que involucra las células nerviosas. Estas células o neuronas trasmiten señales anormales dentro del cerebro y causan crisis o ataques epilépticos. Un tratamiento contra la epilepsia es absolutamente necesario, puesto que los síntomas se presentan de manera involuntaria, llegando a afectar gravemente la vida del paciente; muchas veces los ataques llegan a causar pérdida del conocimiento.

 

Cuando un paciente tiene una crisis, las neuronas mandan hasta quinientas señales por segundo casi al mismo tiempo. Gracias a este aumento excesivo de actividad eléctrica en el cerebro, la persona presenta movimientos, emociones y comportamientos involuntarios. En la actualidad las epilepsias también son conocidas como espectro epiléptico, dado que tienen diferentes causas, diferentes crisis y una gama de afecciones con las que se presentan.

 

Dicho lo anterior, revisemos como están clasificados los tipos de epilepsias:

 

Tipos de epilepsias

Existen cientos de síndromes epilépticos diferentes, los cuales se caracterizan por un conjunto de síntomas específicos. Los tipos de epilepsia se clasifican por sus síntomas o respecto al lugar del cerebro donde se originan.

 

Epilepsia de ausencia: En este tipo las crisis se presentan de manera repetitiva y causan pérdida del conocimiento. Se inicia en la niñez o adolescencia y suelen ser causadas por factores genéticos. Algunos pacientes hacen movimientos involuntarios durante una crisis. Por ejemplo, movimientos bruscos en los brazos o parpadeos rápidos, algunos otros pacientes solo parecen estar perdidos. Las crisis de este tipo suelen presentarse hasta cien veces en un día, por lo que es muy difícil que el paciente pueda concentrarse en alguna tarea académica o laboral.

 

La epilepsia de lóbulo frontal: Acá encontramos el tipo epiléptico más común, ocurre en serie y esta dentro de las crisis focales breves. Afecta la parte del cerebro que controla el movimiento, causando debilidad muscular o movimientos anormales sin control, agitación en los brazos, las piernas, muecas y desviación de los ojos hacia un lado. Está asociada a las alteraciones en la consciencia, aparece sobre todo cuando el paciente esta dormido, pero puede presentarse también en la vigilia.

 

Epilepsia del lóbulo temporal: Este tipo es el más común dentro de las crisis focales, se presenta con nauseas, miedo, o déja vu y con alteraciones del gusto y el olfato. Según estudios científicos asocian este tipo de epilepsia a las alteraciones de la conciencia, presentándose como un estado prologado de ensueño, también esta asociada a la esclerosis del hipocampo, parte del cerebro donde de encuentra todo lo relacionado con la memoria y el aprendizaje.

 

Epilepsia neocortical: La crisis de este tipo se origina en la corteza del cerebro. Pueden ser focales o generalizadas. Entre los síntomas encontramos alucinaciones visuales, espasmos musculares, convulsiones y cambios emocionales.

 

El hamartoma o hipotalámico: Esta se presenta en la infancia y esta asociada con malformaciones del hipotálamo en la base del cerebro. Se trata de un tipo muy raro de epilepsia, además por que las crisis se asemejan a la risa o el llanto. La mayoría de estas crisis pasan desapercibidas ya que por su condición y síntomas extraños es muy difícil de diagnosticar.

 

Entre otros tipos de epilepsias encontramos también los espasmos infantiles, que se presentan antes de los seis meses de edad como convulsiones en serie. Las crisis atónitas, se presenta antes de los cuatro años de edad y se muestra en caídas súbitas, también conocidas como crisis de caídas. Algunos tipos de crisis epilépticas de la infancia suelen detenerse completamente durante la adolescencia, pero otros también suelen seguir de por vida.

 

Le interesa conocer sobre: ¿Cuál es la causa de los ataques epilépticos?

 

Las personas con epilepsia corren un alto riesgo de morir de manera súbita. Cada año se presenta una muerte súbita por mil personas que padecen la enfermedad. Las personas con más dificultades para controlar las crisis son más propensas a sufrir este tipo de muerte.

 

Existen muchos tratamientos médicos contra la epilepsia, un buen manejo de los medicamentos prescritos puede disminuir este riesgo de muerte súbita, relacionado con las crisis que afectan la función del corazón.

 

En definitiva, ante cualquier tipo de crisis epiléptica es indispensable consultar un especialista, recuerda que esta no es una enfermedad que sea fácil de llevar sin la compañía de un tratamiento médico efectivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menú
Servicios